Saludos y bienvenida:

Trovas del Trovador


Si se calla el cantor, calla la vida...inspirate,instruyete,organizate,lucha,rebelate.



Saludos y bienvenida:


Inevitablemente, cada individuo hace parte de su vida y de su historia aquellos acontecimientos que marcaron un recuerdo bueno o malo en la efemérides y en su vida...
Recordar por ejemplo aquellas cobardes masacres de la década del 70 en El Salvador (Chinamequita,Tres Calles,Santa Barbara,30 de Julio,entre muchas otras y seguro estoy es una experiencia que se repite a lo largo y ancho de Americalatina), masacres que conmocionaron a la nación y sacudieron la conciencia de muchos.

Esas masacres aceleraron el enfrentamiento entre ricos y pobres, entre el pueblo y las Fuerzas Armadas Nacionales, Toda aquella década fué de constante actividad politico-social y su principal escenario eran las calles, para las celebraciones del efemérides nacional de cualquier indole, se desarrollaba una manifestación de dolor, muy significativa y emótiva, muchas, con los restos de los asesinados y el reclamo del retorno o aparecimiento con vida de los capturados y desaparecidos.

Muchos jóvenes,a partir de aquellas cobardes acciónes por parte del Estado, radicalizamos nuestra pocisión y optamos por la lucha armada como única solución a la crisis que cada dia se profundizaba más y más...

A partir de aquella década, la protesta se hizo afrenta digna contra la dictadura militar, salir a protestar era recuperar,rectificar y sanear digna y valientemente, todo aquello que en anteriores décadas de terror, las clases dominantes habian institucionalizado.

Con aquellas jornadas de lucha, no solo denunciamos y condenamos a los eternos enemigos del pueblo, sino que hicimos sentir el grito de guerra de todos aquellos que sacrificada pero dignamente y hasta entonces, habian escrito la historia,nuestra heróica historia...

Que hubiera sido de nosotros, si Monseñor Romero hubiera pensado más en su tiempo, el dinero y su sombrero copa ancha junto con su pulcra sotana,por no arriesgar el pellejo a costa de convertirse en "La voz de los sin voz" y en el santo de los desposeidos?

Que seria de nosotros?, si Roque Dalton, sabiendo que podria incluso, morir a manos de sus propios "camaradas", no hubiera arriesgado la canción hecha palabra y herramienta de lucha, para gritarle sus verdades a los poderosos y sus criticas mordaces a los ultraizquierdistas y al Partido Comunista.

No seriamos dignos, de llamarnos salvadoreños si Farabundo Marti, no hubiera dispuesto ir a enlodar sus botas a "Las Segovias" junto a Sandino el General de hombres libres, como su lugarteniente.
Si Miguelito Marmol, no se hubiera levantado con las ganas que lo hizo después de haber sido acribillado frente al pelotón de fusilamiento, para seguir arriesgando el pellejo reclutando, concientizando, organizando, y manteniendo vivo el grito de guerra de "Viva el Socorro Rojo Internacional", que inconclusamente y con toda valentia intentó Farabundo.

Fraternalmente, Trovador


Monday, January 16, 2017

Dagoberto Gutiérrez y los 25 años de los Acuerdos de Paz

 "Hasta que la gente de mi pais sea libre, hasta que la gente de mi pais tenga dignidad, hasta que no hayan niños pidiendo pan en las calles, hasta que la gente deje de morirse en los hospitales sin medicina, hasta que las escuelas tengan dignidad... no voy a ir a eso..." 



Monday, January 9, 2017

La realidad de la gente de San Vicente y la guerrilla del PRTC

A la izquierda, primer plano, el Comandante Juan José Obregón, se dirige a una de las unidades de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Liberación Popular(FAR-LP del PRTC-FMLN).


Oscar Martínez


Siempre JJ tuvo en su mente heredar a las nuevas generaciones del siglo XXI los hechos y acontecimientos de las luchas populares armadas enarboladas por las generaciones de la nueva izquierda del siglo XX.

Así,  sale Miguel Ángel Alvarado, conocido durante la guerra como comandante José Juan Obregón (JJ), del Partido Revolucionario de los Trabajadores Centroamericanos (PRTC) atrapa en sus escritos, detalles de la realidad de la gente de San Vicente y la guerrilla del PRTC de los años 1979 y 1980.

Su referente inmediato es el año de 1979, cuando la Dirección Político-Militar del PRTC en El Salvador, ordena: organizar, conducir y fortalecer los comandos guerrilleros; recuperar armas y fondos para la organización; organizar, conducir y fortalecer las unidades de autodefensa y realizar acciones de limpieza en las zonas políticamente controladas por la organización.

Salvador Mira, padre del Comandante Camilo Turcios, fue hombre clave en el trabajo organizativo del PRTC.

Son años de represión y masacres realizadas por agentes conocidos como militares, paramilitares, patrulleros, orejas y Guardia Nacional que ven a su enemigo en el pueblo que en ese afán, según ellos, de defender a la Patria de la Oligarquía, mataron y asesinaron, mientras el pueblo experimentaba una dinámica de formas de organización y lucha del pueblo Vicentino.

Leamos entonces, como la represión se va configurando e incrementando y el asesinato se pone a la orden del día en San Vicente y sus lugares, entre ellos, cerros de San Pedro, donde el 29 de Mayo de 1979, cuando la Guardia Nacional del Municipio de Santa Clara, al mando del Teniente de “Cáscara Amarga” desapareció a Mercedes Palacios y Pedro Juan Alvarado.

Con mucha frescura en la mente de JJ recuerda el 13 de Junio de 1979 cuando soldados enmascarados y entilados de la Quinta Brigada de Infantería y paramilitares del Cantón La Esperanza, Municipio de San Sebastián, Departamento de San Vicente, capturaron torturaron, violaron y asesinaron a machetazos, partiéndole el estómago y dejándole una estaca metida en la vagina a Juana Portillo de Alvarado, quien era esposa de Pedro Juan Alvarado; asesinaron además a José Luis Abarca, José Baires, José Abarca y a una niña de 14 años; a Aidé Abarca la violaron y le cortaron los pechos, también asesinaron a un hijo de Cupertino Rosa, todas estas personas eran del Cantón Cerros de San Pedro.

JJ dice que es importante recordar que el Estado salvadoreño desató una represión en contra del pueblo y así nos cuenta que el 28 de Junio 1979 en el Cantón Cerros de San Pedro, soldados de la FAES con machete en mano asesinaron a Leoncio Valladares, cortándole el pene y dejándoselo metido en la boca.

Como una mazorca de maíz desgranada caen los relatos de JJ de todas las atrocidades de los militares y paramilitares que violaron a Laura Valladares y luego la asesinaron a pedradas y machetazos, dejándole una estaca metida en la vagina en el Cantón Cerros de San Pedro, el 28 de Junio 1979.

En ese año de 1979 la muerte política era una característica y una tendencia creciente, así el 28 de Junio, soldados de la FAES mataron a Matías Alfaro y a un hijo de José Ángel Realegeño en Amatitán Arriba, Cantón Cerros de San Pedro.

El 12 de Julio de 1979, en el Cantón Cerros de San Pedro, soldados de la FAES violaron a Leonsa Herrera, frente a sus dos hijos, luego la asesinaron a balazos y le dejaron una estaca metida en la vagina, vagina de donde salía fuente de vida convertida en huella de muerte e impunidad.

Mientras un 17 de Julio 1979, soldados de la FAES asesinaron al dirigente Inocente Rosales, del Cantón Cerros de San Pedro, en la falda del Cerro Picudo. Ese mismo día asesinaron a Juan Rivas y Juan Santos Riva del Cantón San Jacinto la Burrera, en el lugar conocido como Plan del Espino del mismo Cantón.

Una de las mayores expresiones de violación a los Derechos Humanos fue cuando mataron al representante de la Iglesia, Padre Alirio Napoleón Mancía, de la Iglesia Parroquial de San Esteban Caterina, San Vicente el 4 de agosto de 1979.

Eso eran señales que la represión se incrementaría. El 6 de septiembre de 1979 asesinaron a Juan Francisco Alvarado, José Abarca, Alonso Portillo, Martina Meléndez, Lucio Rosales y Daniel Antonio Palacios (hijo de Mercedes Palacios desaparecido) en el Cantón Cerros de San Pedro. Estas muertes reiterarían que la FAES veía al pueblo como un enemigo que había que exterminarlo.

Una vez más la muerte oficial institucionalizada cabalgó y el día 3 de octubre de 1979, soldados de la Quinta Brigada de infantería, desaparecieron a los compañeros Orlando Baires, Ildefonso Valladares y Francisco Valladares, la captura fue realizada al interior de un bus a la altura del desvío el Sope sobre la calle que va de San Esteban Catarina hacia los Amatitanes y Santa Clara, San Vicente.

El estado represivo contra el pueblo era evidente en San Vicente, en 1979, tanto en las zonas rurales como urbanas, en ese contexto de represión contra el pueblo, el PRTC ajusticia a un Sargento y a un Cabo de la Marina de El Salvador, destacado en Suchitoto; en esa operación se recuperó una sub-ametralladora 9 mm.

En esos días se inicia un trabajo político de expansión en el Municipio de San Sebastián Salitrillo, del departamento de Santa Ana, bajo la responsabilidad del compañero Moris Díaz, de seudónimo Raúl, y José Juan, de origen campesino, quien luego se convierte en uno de los comandantes guerrilleros del PRTC. De esa forma el pueblo aporta los cuadros conductores para la guerra que estaba próxima a librarse.

Cumpliendo las órdenes de la Comisión Político-Militar del PRTC, a finales de 1979 se incrementan las acciones, entre ellas las de un Comando Guerrillero que requisa 86 mil colones de la finca el Carmen, del volcán de San Vicente, y el 19 de Marzo de 1980 se realiza un ataque al puesto de paramilitares en Soyapango.

La oligarquía siempre respondió con represión y el año de 1980 no fue la excepción, se impone la muerte política, los Escuadrones de la Muerte asesinan a la compañera Adriana Reyes y a sus dos hijos, de 3 y 5 años de edad, quienes antes de morir, presenciaron el asesinato de su madre a machetazos.

La Guardia Nacional, desaparece a Rafael Enríquez Serrano de 18 años de edad, quien fuera capturado en la vuelta La Leona, sobre la carretera Panamericana. En esos mismos días fue sacado de su casa de habitación Mauricio Mira Anaya, de 25 años de edad por paramilitares de Verapaz para asesinarlo, en el Cantón San Pedro Agua Caliente, San Vicente.

La Guardia Nacional de Verapaz capturó al catequista eclesial, José Santos Ramos Platero, de 32 años de edad, en el Cantón San Pedro, Agua caliente, antes de asesinarlo lo obligaron a cavar su propia sepultura y después lo mataron, dejó 3 niños en la orfandad en 1980. Ese mismo cuerpo de seguridad asesina a machetazos a Laureano Dimas Marroquín, de 70 años de edad, en una molienda del Cantón Molineros.

En momentos que el dirigente del PRTC, Moris Díaz, de seudónimo Raúl trasladaba municiones, armas cortas y largas en un vehículo, es capturado y asesinado por la Fuerza Aérea, a la salida oriente del túnel del Aeropuerto de Ilopango sobre la Carretera Panamericana de San Salvador.

JJ recuerda sus vivencias como si fuera ayer donde en San Vicente en 1980 Soldados de la Quinta Brigada de Infantería asesinan a Manuel Enríquez Campos, de 21 años de edad, en Cerros de San Pedro. En esa misma zona cae combatiendo uno de los dirigentes del PRTC, de los responsables del trabajo de la zona Norte de San Vicente, en Cerros de San Pedro, Marcelino Rivas, de seudónimo Tomás y Alberto, estudiante de Medicina de la Universidad de El Salvador, cuando trasladaban armas en un microbús Toyota hacia la zona Cerros de San Pedro y cayeron en un retén entre la calle que va desde la Cruz de Caminos hacia el Municipio de San Lorenzo, del Departamento de San Vicente, montado por la Quinta Brigada de Infantería de la FAES.

En todo ese movimiento de la construcción de las condiciones del poder del pueblo en las Haciendas El Carmen y Buena Vista, del volcán de San Vicente, el PRTC trabajaba de forma clandestina para demandar a la patronal el respeto y fiel cumplimiento a las demandas reivindicativas planteadas por los trabajadores de mejoras salariales, mejor trato e inclusive que mejoraran la alimentación.

Uno de los logros obtenidos por la lucha campesina fue el de la Hacienda Llano Verde del Cantón San Francisco, Suchitoto, que acompañado por la lucha de los comandos guerrilleros del PRTC se logró la reivindicación de reducción de 12 brazadas a ocho, peticiones de salud y sociales.

9 escopetas 12 mm, una carabina M-1, un fusil G-3 y un Garant fueron las primeras armas del PRTC en Cerros de San Pedro en 1980 que servían para acompañar el trabajo organizativo en la zona de los Comandos de Autodefensa.

Soldados de la Quinta Brigada de Infantería de San Vicente, asesinaron al compañero de las Brigadas de Estudiantes de Secundaria (BRES), Mario Ernesto Portillo, en el Cantón San Pedro Agua caliente de Verapaz, San Vicente, el 2 de marzo de 1980.

200 Guardias Nacionales del Municipio San Vicente, Guadalupe y de San Sebastián, lanzaron un operativo sobre el Cantón San Pedro Agua Caliente, el 23 de marzo de 1980, en donde capturaron y asesinaron a Salvador Mira, hombre clave del PRTC en el trabajo de San Vicente (padre del Comandante Camilo Turcios) y a sus dos sobrinos David y Rafael Mira..

El 23 de marzo de 1980. La Guardia Nacional de Verapaz, asesina a Humberto Portillo, de 40 años de edad, en el Cantón San Pedro Agua Caliente. En Mayo de ese mismo año, soldados de la Quinta Brigada de Infantería, capturan a Rosa Vilma Gavidia Marroquín, en el kilómetro 51 de la carretera Panamericana y es asesinada ese mismo día sobre la calle a Jerusalén Verapaz.

La Guardia Nacional de Guadalupe, captura a Antonio Campos, de 70 años de edad, y a su hijo Herminio Campos de 40 años, cuando regresaban de San Vicente de vender dulce de panela en su propio auto, robándoles el dinero de la venta, antes de asesinarlos en Mayo de 1980. En este mismo mes, Patrulleros de Verapaz, asesinaron a Julio Campos de 50 años de edad, por la simple razón de vincularlo a la guerrilla.

El dirigente del PRTC, Juan Francisco y dos niños Saúl Eduardo Ayala y Eduardo Amaya fueron capturados y desaparecidos en un bus que procedía de Verapaz, a la altura de la línea férrea del Municipio de San Ramón, del departamento de Cuscatlán, el 3 de mayo de 1980. Un día después el 4 de mayo 1980, soldados de la 5 Brigada de Infantería asesinaron al compañero Rufino Sánchez de seudónimo Tomás, en el pueblo de Verapaz y el 14 de mayo de 1980, Patrulleros del Cantón Jerusalén, asesinaron a los compañeros Andrés Mira y Tránsito Hernández, en el Municipio de Verapaz, San Vicente.

En el mes de Junio, las acciones del PRTC continuaban y el día ocho, Humberto Alvarado (Antonio). Uno de los responsables de la Zona Norte -Cerros de San Pedro- San Vicente, con otro compañero cayeron combatiendo en un enfrentamiento contra la Policía Nacional a la altura del Hospital Rosales en San Salvador, cuando trasladaban armas en un vehículo para un Comando Guerrillero que se estaba formando en el Majagual, del Puerto de La Libertad.

La dinámica de violación a los Derechos Humanos por parte del Estado salvadoreño continúo y el 21 de julio de 1980 Escuadrones de la Muerte asesinaron en su casa de habitación al compañero Manuel Valladares, en Cerros de San Pedro, San Vicente.

En Agosto de 1980 se reconoce el ejemplo de heroísmo del compañero Andrés Hernández de 40 años, del PRTC, cuando la Guardia Nacional lo captura y tortura para sacarle información y él al negarse es asesinado a puñaladas en el cementerio de Verapaz.

En ese mismo mes, el día 23 la Guardia Nacional de San Sebastián, asesino a Gregorio Ayala, quién el 28 de enero de 1964 se había resistido al arresto por parte de la Policía de Hacienda.

El PRTC realiza la primera operación militar de gran envergadura contra uno de los cuarteles ubicados en la zona Cerros de San Pedro, en el caserío Santa Rita del cantón Amatitán Arriba con el objetivo de aniquilarlo. El cuartel estaba dirigido y formado por una familia de apellido Aguiluz, en esta operación participaron más de 60 compañeros de la zona Cerros de San Pedro, en combinación con otra fuerza guerrillera del Área Metropolitana de San Salvador, conocida como la Unidad de los Chicos Bonches (en su mayoría estudiantes de secundaria y universitarios), operación realizada con mucho éxito. En esa operación es importante reconocer la valentía de combate y la caída heroica de Ovidio Guardado (Tadeo), de la unidad urbana y con heridas leves a dos de los jefes de la operación, Marcelino Rivas, (Tomas) y Juan José Alvarado, (Cristóbal Cerritos), La operación inició en la madrugada, a las 4:00 a.m. y finalizó después de la dos de la tarde del día 16 de agosto de 1980, fueron más de 10 horas de combate las que hubo que librar para sacar de sus trincheras militares a los soldados, guardias, policías y paramilitares responsables de tantas capturas, asesinatos y desapariciones en San Vicente.

Los Paramilitares del Cantón Potrero y Tabla de Cabañas con soldados del Destacamento Militar Número 2, lanzan un operativo militar contra el Caserío Santa Rosita del Cantón San Jerónimo, de Santa Clara, en donde masacraron a 17 personas de la población, en los lugares del paso del rillito o encuentro del río Titiguapa, a eso de las seis de la mañana un 11 de Septiembre de 1980.

Entre las personas asesinadas están, María Dolores Soriano, de 19 años de edad, con 5 meses de embarazo, y María Ana Rodríguez, de 28 años de edad, ambas violadas, estranguladas y asesinadas con un tiro en la cabeza.

En el Caserío Santa Rosita, como a las 7 a.m., en casa de Eulofio González, estrangularon, violaron y asesinaron a María González, de 18 años de edad, Daniel González, de 14 años de edad, y Víctor Bonilla, de 20 años de edad.

En casa de Agustín Cornejo mataron a balazos y machetazos a María Concepción Acevedo, de 55 años de edad; Marta Acevedo, de 32 años de edad, con 6 meses de embarazo; Esperanza Cornejo, de 60 años de edad; José González, de 25 años de edad; María Concepción Rivas, de 17 años de edad, estrangulada, violada y asesinada; Julia Orellana, de 18 años de edad, embarazada de 7 meses, violada, estrangulada y asesinada; María Ilda Orellana, de 15 años de edad, violada, estrangulada y asesinada; María Brígida Baires, de 32 años de edad, asesinada a machetazos y balazos, y a Celia Acevedo, de 17 años de edad, estrangulada, violada y asesinada.

En casa de Emilio Rodríguez, asesinaron con armas corto punzante apuñalado por la espalda a Fidelia de Rodríguez de 45 años de edad.

En casa de Santiago Baires, estrangularon, violaron y asesinaron a Juana Baires de 14 años de edad y a Pablo Baires de 30 años de edad.

Hay que notar que en este operativo militar, la modalidad de asesinato es llegar a sus casas de habitación y asesinar a las personas, previo al acto de vejamen, considerado como una masacre.

El Comandante de la Guardia Nacional, Esteban Quintanilla, del puesto de Verapaz, captura a Mauricio Hernández Marinero, de 22 años de edad que estaba en la bodega en el Instituto Regulador de Abastecimientos -IRA-, asesinado 3 días después en la calle a Jerusalén del día 22 de septiembre de 1980.

En unos cañales en Octubre de 1980, la Guardia Nacional y patrulleros de Verapaz, asesinaron a machetazos a Pedro Dimas Marroquín, de 45 años de edad. En ese mismo mes, soldados de la Quinta Brigada de Infantería, asesinaron a Adolfo Mira, de 40 años de edad, en el Casco Urbano de Verapaz, San Vicente.

Para esos días, una operación militar conjunta entre PRTC, FAL y FPL es preparada y realizada para aniquilar el cuartel de Verapaz de paramilitares y soldados y recuperar material de guerra, en San Vicente.

En diciembre de 1980 se inicia a dislocar sus principales cuadros de conducción Político Militar hacia las diferentes zonas bajo control social, en donde se encontraban encuarteladas nuestras unidades guerrilleras para que estos se pusieran al frente de la conducción directa de dichas unidades y dar inicio a los preparativos de la gran Ofensiva Final del 10 de Enero de 1981.

Saturday, January 7, 2017

La verdadera razón de la ruptura entre Sandino y Farabundo Martí


Una carta fechada en 1930 describe los orígenes de la profunda desconfianza entre el legendario líder nicaragüense Augusto C. Sandino y el revolucionario salvadoreño Farabundo Martí. Los principales acontecimientos, que incluyen una pelea con pistolas desenfundadas, tuvieron lugar durante la estancia de ambos en la ciudad de Mérida, Yucatán, en 1929.
 
 
René Alberto Aguiluz


‑‑‑‑


Es bien sabido que Farabundo Martí rompió relaciones políticas con Sandino, pero no se ha tenido certeza de las razones principales. Martí, que había sido nombrado por Sandino como Coronel Efectivo del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional de Nicaragua el 4 de mayo de 1929, llegó a Yucatán en julio de 1929 junto con el hermano de Sandino, Sócrates, los capitanes José de Paredes y Gregorio Urbano Gilbert, y los tenientes Rubén Ardila Gómez y Tranquilino Jarguín. Una carta escrita en 1930 por Enrique Rivera Bertrand, Presidente en Veracruz del Comité Manos Fuera de Nicaragua (MAFUENIC), fundado en México por el venezolano Gustavo Machado, revela sin embargo las claves de la división y describe, entre otras cosas, un altercado que Sandino tuvo con Martí en la ciudad de Mérida, Yucatán, en 1929.

La carta, que Rivera Bertrand envió desde Veracruz al nicaragüense Pedro José Zepeda, representante del ejército de Sandino en México, es parte de los acervos del Departamento Confidencial en el fondo del Departamento de Investigaciones Políticas y Sociales de la Secretaría de Gobernación en el Archivo General de la Nación en la Ciudad de México y evidencia algunas de las tensiones políticas internas dentro del estado mayor de Sandino.

Cuando llegaron a México en busca del apoyo y reconocimiento del gobierno de Emilio Portes Gil contra la intervención estadounidense en Nicaragua, Sandino y sus lugartenientes tuvieron que lidiar con las dificultades que esto significaba, en especial porque México estaba saliendo de la coyuntura revolucionaria. Aunque los gobiernos de la posrevolución aparentemente mantenían un férreo sentimiento antiyanqui, estaban haciendo esfuerzos para mejorar sus relaciones con Estados Unidos.

Más allá del resultado poco favorable que Sandino encontró a sus peticiones al gobierno de Portes Gil, es necesario observar las conexiones que el comunismo mexicano quiso establecer dentro de las dinámicas del antiimperialismo en Centroamérica. La carta del coronel Enrique Rivera Bertrand muestra que Hernán Laborde, Secretario General del Partido Comunista Mexicano en 1929, participó en una reunión, junto con Farabundo Martí y Esteban Pavletich, que expresamente se organizó en conjunto con los líderes del MAFUENIC, la Liga Antiimperialista de las Américas y el Partido Comunista Mexicano. El objeto de la sesión era desmentir, según Rivera Bertrand: “la versión de que la fuente se informa de la calumnia de la venta del General Sandino, por conducto del Gobierno Mexicano, por la suma de sesenta mil dólares”.

El revolucionario salvadoreño Farabundo Martí (izquierda) y el revolucionario nicaragüense Augusto C. Sandino (derecha), en la azotea del Gran Hotel. Mérida, México, 23 de julio de 1929. Foto cortesía del Museo de la Palabra y la Imagen (MUPI).


La carta describe también una riña en la que se vieron involucrados el General Francisco Estrada, uno de los jefes del Ejército Defensor de la Soberanía Nacional de Nicaragua (EDSN), el propio Sandino, y Martí.

Según el relato, Martí quiso golpear a Sandino. Martí había empuñado su pistola “y en estado completo de embriaguez —aunque no hay borracho que coma lumbre— lo insultó y el General [Sandino] tuvo que usar de energía pues desenfundó su pistola y entonces Martí le pidió mil perdones y él lo perdonó”. El altercado es síntoma de las tiranteces que llevaron a la ruptura entre los dos líderes. Sandino desconfiaba de las acciones de Farabundo Martí dado que lo consideraba espía comunista.

Esta carta contribuye a develar parte de las tensas relaciones que el comunismo tenía con el antiimperialismo, y es un aporte para comprender la historia de las izquierdas en un marco contextual más amplio, teniendo en cuenta que sus interacciones son complejas y que es necesario tener una visión espacial más allá de las fronteras políticas de los países.

***

COPIA

H. Veracruz a 9 de junio de 1930

Señor Dr. Pedro José Zepeda
Representante General del Ejército
Defensor de la Soveranía[sic] Nacional de Nicaragua
3/a. de Balderas número 24.
México, D.F.

Muy estimado y distinguido amigo:

Acabo de recibir su atenta carta de 6 de los que cursan y por ella, y por los recortes de periódicos que sirve acompañar a la misma, me he enterado con verdadera pena del incidente con González. El me escribió el mismo día 6 y me decía que salía esa tarde para El Salvador, que le contestara a ese lugar.

Empezaré por decirle a Ud. que González no concurrió sino a una reunión que el General Sandino procuró que se efectuara en la cual estuvieron presente los directivos de las agrupaciones denominadas LIGA ANTI-IMPERIALISTA, COMITÉ MANOS FUERA DE NICARAGUA Y PARTIDO COMUNISTA DE MÉXICO, ésta reunión tuvo por objeto aclarar la versión de que la fuente de información de la columnia [sic] de la venta del General Sandino, por conducto del Gobierno Mexicano, por la suma de sesenta mil dólares, había nacido de estas agrupaciones. A esta junta concurrimos las siguientes personas: General Sandino, Hernán Laborde, Profesor Rafael Pedrueza, un señor Sáenz costarricense, Federico Bach, Esteban Pavletich, Constantino González, Dr. Carlos León, un ruso que no recuerdo el apellido y que iba acompañando a Laborde, Agustín F. Martí y yo, reunidas las personas mencionadas y no se si algunas otras que escape a mi memoria, el General empezó (hablando) diciendo el objeto de aquella reunión, todos dijeron que no era cierto que ellos hubieran proporcionado tal información calumniosa y además protestaron por ella, después se suscitó la cuestión fondos del Comité Manos fuera de Nicaragua, “Donde el General Sandino dijo no haber recibido Turcios, su representante en aquella época, más que doscientos cincuenta dóllares, como se encontraba presente el Señor Pedrueza que había actuado como Tesorero él informó que se había quemado el archivo y no pudieron entregar las cuentas; después se habló del sistema de luchas que se emprendería y el General no tomó participación ninguna pues era cuestión que tenían que resolver los dirigentes de dichas agrupaciones, pero en vez de empezar a buscar los medios más convenientes, se sesató Laborde en una serie de insultos personales contra Ramos Pedrueza por el hecho de que estaba ganando seis pesos diarios como Profesor de una Escuela, igualmente se atacó a Bach, por ser también profesor de otra Escuela, y estando recibiendo dinero del Gobierno no podían atacarlo como se ordenaba por ellos (los comunistas).

El Profesor Ramos Pedrueza se defendió diciendo que él había escrito un libro titulado “Estrella Roja” y que hacía más [p. 2] propaganda de orientación con ese libro que ellos, con su manifestaciones y escándalos que no habían conseguido sino desprestigiar al Partido y no hacer nada práctico en beneficio de los trabajadores, y puso esta comparación tan gráfica como elocuente, “si yo deseo tumbar un tren que viene por una vía, no me voy a poner de frente con los brazos abiertos, pues el tren me arrastra, pasa sobre mí; me destruye y yo no he conseguido más que sacrificarme inútilmente, pero si uso de la inteligencia yo “vuelvo” a ese tren sin perjuicio de mi vida y destruyéndolo a él”. Así son ustedes insultan al Gobierno se ponen a gritar y escandalizar, el Gobierno les clausura oficinas, les persigue ¿Qué han conseguido? Pero si inteligentemente le hacen una labor de comprensión entre las masas, a base de verdad y a base de tacto se consigue el objetivo y no se pierden elementos necesarios para la lucha.

Después se invitó al General Sandino para que hiciera una gira de propaganda por Europa, el General quedó en resolver después de dos días resolvió que aceptaría, entonces quedaron que ese mismo día cablegrafiarían a Berlín, y que sería cuestión de días, para que viniera la contestación, en esa gira iríamos, según declaraciones del General él, Pavletich, Constantino y yo. Pidió también que se pagaran los gatos que originaría dicha gira, por no tener él fondos de ninguna especie.

Esto era en los primeros días del mes de febrero, transcurrieron todos los días restantes de ese mes, así como marzo, y ya a mediados de abril que no había venido ninguna contestación, fue cuando el General Sandino se decidió a mandar los elementos fuera del país. Esto fue cuando vino en avión Constantino a traer al Coronel Tejeda aquel recibo, cuando a la pasada por esta Ciudad, yo le indiqué que recordara al General que podía enviarme a la gente que yo vería como se sostenía aquí, el General Sandino consiguió entonces con el Gobierno de Yucatán los pases necesarios para toda la gente no quedándose él sino con Estrada, Martí, Peralta y Díaz, cuando fue González a esa y que usted consiguió el dinero que serviría para remitir a la gente hasta la frontera con los pases que yo gestioné en este Puerto con el C. General Miguel M. Acosta, pero en fin parece que quiero dar un auto-bombo, cosa que no acostumbro ni deseo, es que al tener que ir describiendo hechos tengo que tocarlos en su verdad desnuda, pues bien, el General Sandino, llegó aquí el domingo de Ramos y fui a alcanzarlo al malecón cuando me vio me llamó aparte y yendo él hasta la proa del barco me dijo que no se le hablara a Martí. Me extrañó tal recomendación, pero decidí esperar.

Ya en esta casa de usted me informó que había habido un desagradable incidente con Martí, que este borracho le había dicho que Sandino que era Sandino, que a él le importaba una Ch…….. Nicaragua y que él era espía del Partido Comunista que hasta esos momentos no había delinquido Sandino pero que si lo hacía él estaba allí para eso, le mentó la madre al General, entonces Estrada intervino, le desarmó y quiso castigar la ofensa dirigida al Jefe, más el General deseando no tener un lío, máxime cuando venía con nombre supuesto a bordo, impidió que Estrada le pegara a Martí o lo matara entonces empezó a reflexionar el General en todos los actos de Martí sostenía correspondencia secreta con el Partido Comunista, Martí fue descubierto cuando aún estando [p. 3] en el Gran Hotel de Mérida, Yuc. y estando el General sin dinero, había una artista en el mismo Hotel que se dio cuenta por amistad que tenía con el General de la situación financiera de él, ella proporcionó fondos que después le fueron reintegrados y entonces ella le dijo al General lo que estaba pasando que espiara a Martí, ya sobre aviso el General fue a revisar un legajo de correspondencia, Martí se puso pálido cuando ésto ocurrió, pero por desgracia coincidencia, en esos momentos se presentaba una señorita a visitar al General y este se vio precisado a atenderla, cuando regresó se encontró con un montón de papeles quemados y cuando preguntó por qué se quemaban esos papeles informó Martí que ya no servían, las dudas del General pues, se confirmaron en parte, mas no él tener pruebas suficientes, además el General es magnánimo en grado que en ocasiones le ha sido perjudicial, otra vez el mismo Martí empuñando su pistola y en estado completo de embriaguez -aunque no hay borracho- que coma lumbre- lo insultó y el General [Sandino] tuvo que usar de energía pues desenfundó su pistola y entonces Martí le pidió mil perdones y él lo perdonó. Me salí un poco con la relación que nos ocupa, para explicar bien desde cuando viene dando Martí motivos de sospecha entre el General Sandino y esa actitud no era casual, sino se desprende ahora, que se debía a un plan preconcebido era la mano del comunismo, por la que operaba así. Bueno ya estando el General aquí me indicó que deberíamos salir al siguiente día para esa Capital, salimos en el tren diurno del Mexicano, y en camino pensó que no debería ir a donde habíamos parado en ocasión anterior o sea en Balderas 24, casa de usted, por evitar las entrevistas con periodistas y hacerse muy visible. Entonces Constantino indicó que la casa en que él se hospedaba, el General no deseaba ir allí porque aquella, vez que nos invitó a comer allí Constantino no le pareció que había muchas personas, al fin aceptó y nos fuimos a parar allá.

Como usted sabe siempre que acompañé al General yo traje el dinero para liquidar todos los gastos, y yo pagué personalmente a doña Mimí el importe de nuestra estancia, si es verdad que Constantino dio de su dinero $20/00 primero; ese dinero era del General y no lo pagó Constantino, es más, pagué hasta los gastos de Constantino, durante nuestra estancia en esa casa, No paramos en consecuencia sino en la casa de huéspedes de Jalapa #70. No en casa particular de nadie.

El General Sandino si tuvo relaciones con el Partido Comunista, pero jamás contrajo compromiso alguno, en mi presencia, pues en una ocasión en que se le quiso orillar para que él declarara en contra del Gobierno mexicano les dijo: que ustedes creen que yo sea tan idiota para prenderle fuego a una casa estando yo dentro de ella? No hombre, yo haré declaraciones cuando lo juzgue oportuno, pero si yo me empiezo a destapar en insultos, me expulsarían y entonces me entregarían en poder de mis enemigos con lo que no hubiéramos conseguido más que sacrificarme yo estúpidamente yo siempre traigo la vida así en la mano (y mostró su inseparable pañuelo que siempre estruja), pero debo tirar mi vida con provecho y no a lo estúpido. Ellos contestaron que eso desearían que expulsaran al General para que fuera un motivo de agitación, pero el General volvió a decirles que ellos no querían sino buscar víctimas [p. 4] y sin resultado práctico nadie, yo soy comunista porque comprendo que será o es lo más elevado, pero no estoy de acuerdo con esa bola de convenencieros que se dicen comunistas y que no hacen sino intemperancias que desprestigian un principio muy elevado y digno de mejor suerte ellos contestaron que a “esos” ya los habían expulsado y que ahora estaba “depurado” el Partido Comunista, más el General les indicó que él resolvería con juicio lo que creyeran conveniente.

Constantino dice que él vio varias comunicaciones para el Partido Comunista firmadas por el mismo General yo no sólo las vi, sino que el mismo General Sandino me dijo en varias ocasiones, sobre todo para salir, que él no podía estar subordinado a nadie y que necesitaba entera libertad de acción. Seremos discípulos de la revolución mexicana le costó vidas y dinero para experimentar, nosotros ya tomaremos la parte práctica en beneficio de nuestras masas obreras y campesinas, jamás trataremos de implantar doctrinas exóticas, ni radicalismos estúpidos.

Mire Dr, yo estoy en la creencia que estamos dando un espectáculo muy poco edificante ante nuestros partidarios al entrar en esta clase de polémicas soy el primero en reconocer y reconozco y por ello hice reproducir sus declaraciones de Ud. en el periódico de aquí, que usted tiene la ineludible obligación de defender al General Sandino como la tengo yo y la tenemos todos los hombres honrados y conscientes partidarios de la lucha continental que representa en su máxima expresión en estos momentos el General Sandino, pero nuestros enemigos se valen de estas disensiones entre nosotros en su provecho, Constantino en su fantasía se hace aparecer como un factor decisivo e importantísimo en la lucha, cree Ud. que las personas de algún sentido común le den crédito a tanta fanfarronada? Yo creo que no. Desde que estuvimos en ésa, el mismo General le dijo varias veces que él no sabía sino querer salirse con la suya, fue el asunto del archivo el origen puede decirse de esta dificultad con Ud. a mi me escribió queriéndome picar el amor propio, diciendo que usted decía que si yo iba a esa con alguna gestión para Sandino, que usted me desautorizaría y entonces contesté que a mí no me podía desautorizarme Ud. de algo autorizado por el General y hecho de acuerdo con Ud. y no a sus espaldas.

Un concreto: la movilización de la gente se hizo con ayuda del Gobierno de Yucatán que dio los pases, y con la ayuda del Jefe de Operaciones de este Puerto, que dio los otros pases hasta el Suchiate, el dinero Ud. lo proporcionó.

No paramos en la casa particular de nadie en nuestra última estancia en México. Paramos en la casa de huéspedes que está en la Calle de Jalapa Número 70. Yo saldé la cuenta nuestra y pagué los gastos que originó la estancia con nosotros del Señor José Constantino González.

El General Sandino desea mantener relaciones amistosas con todos los hombres que luchen contra el imperialismo, pero no aceptar ser instrumento de ninguna facción para intereses unilaterales.

Que a mí juicio es criminal, provocar esta clase de polémicas, porque se desorienta el público, se dividen las fuerzas y el único que gana con esto es nuestro enemigo [p. 5] común.

Los que no se sientan atraído en esta lucha más que por intereses materiales, deben quedarse a la retaguardia si no tienen la suficiente inteligencia de que cuando se les niega algo en provecho únicamente personal, convierten en desahogos personales toda carencia de ideales elevados.

La opinión sincera mía como se lo comunico a González en carta de fecha ayer es la siguiente: copio íntegro el párrafo a González dice así: Es más compañero González fíjese y reflexione: en estos momentos tan críticos para nuestra lucha y para nuestra historia, nos observa el enemigo, las disensiones que existan entre nosotros debilitan nuestras filas, si usted escribe algo en contra del Dr. Zepeda no hace más que sentar la desconfianza entre los elementos simpatizadores y espectadores de la lucha, impresionando mal a los primeros y dándole un mal espectáculo a los otros….. Trabajé mucho por el Latino-Americanismo, trabajé mucho sin prejuicios de ninguna especie por la lucha de su tierra natal. Nicaragua, no piense en recompensas ni ambiciones de éste o de aquel, trabaje con resolución y con firmeza que tendrá como pago o recompensa mejor que ninguna: la satisfacción del deber cumplido.

Dispense que le haya entretenido demasiado leyendo esta carta, pero es necesario ser amplio en las explicaciones para no dejar nada trunco aún cuando hay muchas cosas por decir.

Credo yo que si se le da punto final a este asunto es mejor. Si González, el Partido Comunista o cualquiera otra persona o agrupación, intentaran ofender al General Sandino, no debemos vacilar en defenderlo, pero debemos evitar hasta donde sea posible sostener polémicas con quienes no desean sino pretexto para hacerse visible y darse auto-bombo.

Quedo enterado de que queda suspensa, por el momento la comisión de que hablaba en mi anterior.

Reciba usted un fuerte abrazo y el sincero y leal cariño de su Afmo. atto. y S.S.

PATRIA Y LIBERTAD

E. Rivera Bretrand. (Firmado)

La dirección de Raudales de quien recibí carta antier, es la misma que le di en vez anterior: Sr. Guillermo Ajuria. Barrio de la Vega. Calle de las Obscuranas. San Salvador. C.A. “El Dictamen” no ha dicho nada del asunto de González, creo pertinente no menearlo. Raudales e Irías se quejan de no haber recibido contestación de Ud., y estar en malas condiciones pecuniarias.

VALE.


*René Alberto Aguiluz Ventura. Estudiante y becario CONACYT de la Maestría en Historia de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas, México. Es también coautor en el libro coordinado por Carlos Gregorio López Bernal. El Salvador. Historia Contemporánea. 1808-2010. San Salvador: Editorial Universitaria - Fundación MAPFRE, 2015.

Thursday, January 5, 2017

Así se ve tu cuerpo, tus nervios, tu interior cuando estás teniendo sexo





El Ciudadano


¿Te imaginas cómo se ve cada una de las partes de tu cuerpo cuando tienes sexo? Quo España quiso quitarnos la duda y realizó una selección de imágenes en donde podemos ver a detalle cómo funcionan las cosas desde dentro.



Aquí podemos ver al tejido eréctil del pene en reposo, así como su cuerpo cavernoso. Esta es la etapa antes de la erección. También pueden verse las venas que transitan por la zona.


En esta etapa apreciamos cómo el pene comienza a tener una erección. La sangre llena el tejido del pene y los testículos se contraen.

Aquí el pene ya está completamente erecto- El tejido eréctil presiona las venas hasta encontrar el equilibrio entre el volumen de sangre que entra y sube de los testículos.

Aquí vemos el proceso de excitación de la mujer. En la imagen el clítoris sale de los labios vaginales.



En esta etapa, la mujer comienza a excitarse. Tras el glande, queda al descubierto un cuerpo esponjoso de más de 9 centímetros que se pone rígido en la excitación.


En esta imagen se muestra el momento del clímax. El clítoris se agranda gracias a la irrigación de la sangre en esa zona. El clítoris cuenta con más de ocho mil terminaciones nerviosas, por lo que el placer en esta zona es delicioso.


En esta imagen vemos el proceso de excitación y el orgasmo. Los músculos se tensionan, la respiración comienza a entrecortarse y las terminaciones nerviosas están al límite.


Aquí el momento de la penetración. Hombre y mujer están construidos para que “biológicamente” encajen. La vagina se encuentra muy lubricada y lista para recibir al pene. La lubricación también protege al semen del ambiente ácido de la vagina.



En esta imagen podemos ver uno de los testículos al descubierto. Dentro los espermatozoides que maduran en su interior durante tres meses.



En esta imagen vemos la fase final del acto sexual en el hombre: la eyaculación. El primer chorro viaja a una velocidad de 50 kilómetros por hora para recorrer hasta dos metros.


Aquí vemos los folículos que maduran para la ovulación. Cada ovario se encarga de producir un óvulo alternadamente en ciclo de 28 días.


Fusil contra fusil,fusil contra fusil...



El Fantasma del comunismo...


Mi padre, hijo de una jornalera agricola y un carretero de finca...dice que solamente contaba con 11 años, cuando en el fragor de los combates del levantamiento obrero-campesino de 1932, llega su madre y le dice:

--Venite cipote que a tu tata lo van a fusilar...

Agarrandolo de la mano y apresuradamente se dirigieron al lugar.
Entre cafetales se abrieron paso y sigilosamente llegaron hasta donde habian pelado un tramo de cafetal y en los horcones de cafetos tenian amarrados a una docena de hombres frente al pelotón de fusilamiento...



Se decia que la dueña de la finca, para no pagarles el salario y aprovechando los acontecimientos que a nivel nacional se suscitaban, les acusó de comunistas y ordenó su fusilamiento...

Porque el color de la sangre jamás se olvida!!


Era el año 1973 (Ciudad Delgado) :


Yo era un cipote de 15 años, tenia un amigo de mi misma edad llamado Carlos y juntos soliamos visitar a una tia de éste, que vivia en una colonia vecina y la cual tenia un pequeño terreno rodeado de fincas y por lo tanto con muchos arboles frutales, a saber:

Mango de leche,manila y otras variedades asi como aceitunas,caimitos,tiguilotes,tapaculos,papaturros ,zapotillos,zunzas,guanabas,guayabas,paternas, una gran variedad.

San salvador de ese entonces era una ciudad pequeña de un radio no mucho mayor de 10 kilómetros y su periferia era semi urbana, rodeado de muchos cantones de calles polvosas, con sus tipicos rios y pozos de agua, muchas fincas y quebradas.



Para llegar a la "Colonia San Pedro", que era donde vivia la tia de mi amigo, habia que caminar por la linea ferrea, un dia de tantos nos dirigiamos a ese lugar, cuando nos sobrepasaron dos vendedores de colchas (la linea ferrea era utilizada por muchos vecinos y comerciantes para acortar distancias).



Habian éstos entrado en un callejón, y nosotros les seguiamos como a una distancia de 25 metros ya que nos entreteniamos por ir jugando a quién aguantaba más tiempo caminando en un solo " rail".



De repente se escuchó una fuerte balacera, eran los dos hombres vendedores de colchas, quienes se habian topado con una patrulla de la Policia de Hacienda(PH).



Las balas nos asustaron poco, ya que de algúna manera estábamos acostumbrados, habiamos conocido de una guerra "del futbol" (1969) y para entonces, cuando las patrullas de soldados pasaban por el lugar se daban algúnas escaramuzas, de alguien que desde algúna loma salia a dispararles uno que otro tirito.

Cuando nos repusimos de la sorpresa, corrimos hacia el lugar desde donde venian la balas, pero nos topamos con una mujer que corria despaborida e histérica.

- !! Para donde van, cipotes
!! ? .

Gritó ésta, "que no ven que unos hombres se acaban de agarrar a balazos con la policia?"

Haciendo caso omizo, seguimos corriendo hacia el lugar del enfrentamiento, cuando un "PH" con cara pálida y las patas que no dejaban de temblarle, al vernos recuperó el color y nos gritó amenazante con el fusil, !! regresen cipotes !!.
Pero alcanzamos a ver los cuerpos tirados, de los "vendedores de colchas" junto al de varios policias.

Años más tarde, y cuando las acciones de la guerrilla urbana se hicieron populares, supe que aquellos vendedores de colcha no eran sino dos cuadros de dirección del Comando Central de Las Fuerzas Populares de Liberación (FPL).

Alli, cayeron combatiendo Ernesto Morales y Dimas Alas.


Ernesto Morales y Dimas Alas


Un voto, para cambiar la realidad


El 20 febrero de 1977, en las últimas horas de emitir el voto,grupos de matones del partido oficial(PCN),llegaron practicamente tomando por asalto las mesas receptoras de votos.
Inmediatamente se giró la orientación de salir a la calle a arengar a la población e informarla del fraude que estaba en marcha.

Expontáneamente, miles de gentes se aglutinaron en la plaza central de Ciudad Delgado, nosotros organizamos a la gente en columnas que indignadas y resueltas aceptaron nuestra conducción con rumbo al centro de la capital.

Nos dirigimos hacia el local central del Partido Demócrata Cristiano(PDC),el que junto al Movimiento Nacional Revolucionario(MNR)y la Unión Democrática Nacionalista(UDN),conformaban la gran coalición electoral, Unión Nacional Opositora(UNO).

Habiamos logrado imprimirle una concepción diferente al proceso electoral,logramos que esta coalición acompañara al movimiento revolucionario en su enfrentamiento abierto con la dictadura.

La expontaneidad de la población y principalmente su decisión de lucha y de defensa no solo de su derecho al voto sino del triunfo que la fórmula de opocisión con toda seguridad habian logrado, se habia generado en los cuatro puntos cardinales del pais y principalmente, ciudad capital y aquél local del PDC resultó pequeño y alli se decidió dirigirnos a la Plaza Libertad.


Dirigentes y correligionarios nos fundimos en un contingente de avanzada del pueblo y creamos una coyuntura de afrenta abierta y decidida.

En los dias posteriores, miles y miles de simpatizantes y militantes de los diferentes partidos, organizamos nuestra presencia y disciplina en aquella plaza, a tal grado que en una semana cambió su caracter y se denominó toma y tribuna de denuncia de todas las injusticias que a diario se daban a lo largo de la campiña salvadoreña.

Foto

Ocho dias más tarde de lucha y solidaridad de todos los sectores de la población, la oligarquia y la dictadura no toleraban aquella esfervecencia que poco a poco se iba tornando revolucionaria.

Ernesto Claramount y Morales Erlich, candidatos a la presidencia y vicepresidencia respectivamente, estubieron en la primera linea de afrenta.

Aquél 28 de febrero, a primeras horas del dia aparecieron las tanquetas seguidas de contingentes convinadas de los diferentes cuerpos policiales y arremetieron a sangre y fuego contra la población que valientemente hacia valer y reclamaba sus derechos constitucionales.
Nos redujeron militarmente, nos masacraron,nos capturaron,torturaron y desaparecieron...
A primeras horas de la mañana, grupos de pueblo se reunian y protestaban contra los retenes que cerraban el paso hacia la plaza.
Aquél dia y aquella masacre se convirtió en un punto de partida hacia una nueva fase de la lucha del pueblo...

En la prensa burguesa se leia:

-- Turbas atacan con piedras y garrotes el edificio de La Prensa Gráfica y causan daños a la parte frontal. Logran entrar a la primera planta y prenden fuego a la rotativa, que fue controlada por los empleados.

-- Fue disuelta por la Policia Nacional la concentración de protesta por fraude en las elecciones, situada en el Parque Libertad, Vehiculos y negocios fueron quemados por las turbas.

-- Decretan Estado de Sitio debido a las circunstancias politicas y el desquiciamiento del orden constitucional. El coronel Claramount sale del pais hacia Costa Rica, luego de escoger una de las tres alternativas que le dieron las autoridades militares.





Foto

El B.P.R. y la G.N.


Era el año de 1977, para el primero de Mayo, el Bloque Popular Revolucionario (BPR) habia convocado para una manifestación, (Punto de reunión Parque Cuscatlán), por esos dias la situación estaba tensa. Recién se habia burlado la voluntad del pueblo con el resultado fraudulento de las elecciones del 20 de Marzo y de las cuales saliera "electo" el Gral. Carlos Humberto Romero, como resultado del descontento de las masas la Unión Nacional Opositora (UNO), convoca al pueblo a protestar en la Plaza Libertad.

El centro de San Salvador, "ardia en llamas" acciones de protestas, quemas de buses.
Las masas enardecidas, atacan y se toman las instalaciones de La Prensa Gráfica y le dan fuego,como respuesta a este periódico que junto al Diario de Hoy orquestaban una campaña de desinformación, secundando a la dictadura.

El centro de San Salvador, era un campo de batalla, la Plaza Libertad, habia sido desalojada violentamenta por fuerzas combinadas de la Guardia Nacional y La Policia de Hacienda y Nacional. El candidato de la opocisión, el coronel Ernesto Claramount, fué capturado y enviado al exilio hacia Costa Rica.

Se implanta el Estado de Sitio en todo el pais,se desata la persecusión y allanamiento de la vivienda de todos los dirigentes y sospechosos de participar en la opocisión.

http://eltorogoz.net/1975a.jpg

Aquel Primero de Mayo, me dirigi hacia el punto de concentración para asistir a la manifestación, pero las cercanias del Parque Cuscatlán,habian sido sercadas por fuerzas policiales, se hablaba de un enfrentamiento a primeras horas del dia, las calles estaban desoladas en las proximidades, pero de tres a cuatro cuadras de ahi, se veian grupos de "curiosos" merodiando o parados en las esquinas.

Algunos, venciendo el temor tratabamos de romper el cerco policial, con una pareja que se dirigia al Hospital Rosales, nos fuimos de los Almacenes Simán, bordeando el Parque Bolivar que también estaba militarizado.

A la altura de los talleres Didea, nos detubo un retén policial y cuando la pareja le contestaron que se dirigian al Hospital Rosales, nos desviaron hacia el Norte con rumbo al Seguro Social, serca de la parte norte del Rosales nos disolvimos entre una multitud que venia sobre la 25a., desde la Universidad Nacional con rumbo al Parque Cuscatlán.

Estos se mostraban resueltos a romper el cerco a como diera lugar, ya que se hablaba de muertos y heridos en el Cuscatlán.
Sobre la esquina de la calle Arce y la 25a. nos topamos con los esbirros que con camiones y tanquetas bloqueaban el paso.

Al principio, de ambos lados se tiraban putiadas pero luego se caldearon los ánimos y empezaron a sonar los "plomazos" pero al contrario de otras ocasiones del lado del pueblo tambien sonaba el traqueteo, y no todo mundo se corrió.
Al ver a los primeros caidos me acuerdo de una imagen que me impactó, se trataba de un viejecito de aspecto campesino, que junto a su joven hijo iban en abanzada sin mostrar miedo alguno por el enfrentamiento

Estos avanzaban pegados a la pared del Rosales, cuando una pareja de Guardias se les aproximó e inmediatamente uno de estos guardias tomó el G-3 como si fuera a "culatear" al viejito, este en una actitud de pavor se encorvó con su cuerpo y se tiró al suelo como dando una "vuelta de gato" y al quedar bocarriba sobre el pavimento de su alforja habia desenfundado una subametralladora UZI, la cual empezó a disparar, matando en el acto a la pareja de Guardias.

De pelicula verdad?


Luchas laborales,de calle y el recuerdo




Era el año 1979, los trabajadores de la "Constancia" se habian "tomado" las instalaciones de la compañia cervecera, como una medida de presión a la patronal para que les cumplieran entre una serie de demandas la más principal, el reinstalo de algúnos compañeros despedidos.

La situación se habia radicalizado, como producto de la intransigencia de la empresa y de las condiciones sociales y politicas en que vivia la sociedad salvadoreña (situación revolucionara esfervecente) según analistas politicos de aquella época.

Ante la inoperancia del Ministerio de Trabajo y la prepotencia e irracionalidad de las patronales los trabajadores, habian conseguido su afiliación y el apoyo como miembros del Bloque Popular Revolucionario (BPR) y quienes tenian harta experiencia en lucha laboral y callejera.




El gobierno por su parte y en apoyo a los empresarios, habia ordenado la militarización de la zona desde la Terminal de Oriente, hasta el Cine Avenida, de Oriente a Poniente y del "Reloj de Flores" hasta la calle Concepción de Sur a Norte. Como solución a estas "tomas" el gobierno y la patronal como de costumbre, respondia con el desalojo, lo que implicaba que como resultado, al final de todo conflicto laboral habian muertos,capturados y desaparecidos.

Por las noches, La guardia Nacional y La Policia de Hacienda presionaban psicológicamente a los que se encontraban en el interior de las instalaciones, con "rafagas de fusiles G3" al aire y con llamados por altoparlantes para que se entregaran o amenazas de irrupción violenta.

Desde dentro de las instalciones por su parte, los trabajadores también respondian con gritos de "vengan a sacarnos" y consignas combativas para levantarse la moral, estos sabian que "le estaban tocando los huevos al tigre".

La Avenida Independencia, siempre ha sido un area muy concurrida y de movimiento comercial y las instalaciones de La Constancia se encuentran entre centros comerciales muy concurridos de público, el Mercado la "Tiendona", La términal de Oriente y el Mercado "Ex-cuartel".

Junto a un grupo de jóvenes, convencidos de la justeza de la lucha y demandas de los trabajadores y para contrarrestar los objetivos del gobierno y la patronal, que en parte era el aislamiento de los trabajadores dentro de las instalaciones, no fallabamos todos los dias en hacer presencia en los alrededores del lugar sitiado.
Aún y sabiendo que todo aquel que se atreviera a mostrar apoyo de cuaquier indole también corria el riesgo de represalia por parte de las "autoridades".



En las esquinas que conformaban la periferia de la fábrica sitiada, todo era "una fiesta" vendedores de golocinas,curiosos, trabajadoras del sexo que laboran en el area, vendedoras de los mercados que venian en grupos a mostrar su solidaridad a los que se encontraban "en pie de lucha" y una que otra lanzaba una "putiada" a los guardias que hacian posta en actitud amenazante y con cara de pocos amigos.

En fin, grupos de pueblo que con su plantón mostrabamos en forma desafiante nuestro descontento a la forma en que el gobierno y la patronal le buscaba solución a la problemática de los trabajadores.

Foto

Uno de tantos dias, llegaron dos hombres en forma provocadora, gritando que los que se encontraban dentro de las instalaciones solo eran unos "azuzadores" que "enganchaban" a los trabajadores y que al final eran los primeros en correrse.

Prácticamente, venian repitiendo la misma cantaleta que todos los dias leiamos por "La Prensa", "El Diario de Hoy" y los demás medios de prensa que lógicamente estaban en contra de las luchas del pueblo, en cualquiera de sus formas, ya que para estos todo estaba bien, viviamos en democracia.

Al mismo tiempo, del lado de la Constancia apareció un carro-patrulla de la Policia nacional y los dos tipos se dirigieron hacia las "cunetas" en busca de algo con que atacar a los policias, desoyendo los gritos de algúnos que les pedian no provocar, acto seguido, al paso de el carro-patrulla dos piedras de regular tamaño se estrellaron en el vidrio trasero del carro sin que los policias respondieran sino por el contrario siguieron de largo.

Simultáneamente, a nuestras espaldas, del area del Mercado Ex-Cuartel aparecieron dos tanquetas desde las cuales venian disparando a todo lo que se moviera, las apróximadamente doscientas personas que nos encontrabamos ahi empezó un movimiento despaborido hacia todos lados "Salvese quien pueda"(SQP).

Unicamente me acuerdo que como en otras ocasiones, en la desesperada huida, veia cuerpos caer heridos de bala y en lo único que pensaba era en como salvar el pellejo.

Una mescla de cansancio, y aflicción al ver la "posibilidad de muerte" tan de serca se apoderó de mi y sentia los pies como que eran las dos piedras que minutos antes le habian lanzado al carro de la policia los dos provocadores, tratando de encontrar una via de escape corria hacia la Iglesia Concepción cuando de ese rumbo venia hacia mi otra tanqueta, "hasta aqui llegué" fue lo que se me vino a la mente, me detube y levanté las manos en señal de rendición, ya que en aquél callejón estaba "cocinado".

Foto

Con las "boquillas" de los fusiles aún humeando, saliendo por las escotillas de la tanqueta y la cual aminoró la velocidad; pasó frente a mi como en cámara lenta, los ojos de los guardias puestos en mi y los mios puestos en ellos fijamente, se fueron de largo, desconcertado segui caminando y recuperando mi color de pálido a moreno.

En la radio y los noticieros televisados, las noticias eran las de todos los dias, "Grupos de revoltosos fuertemente armados, se habian enfrentado a la policia en los alrededores de la Constancia, con resultado de muertos y heridos por parte de los "facinerosos" sin reportes de muertos o heridos por parte de la policia", en los locales sindicales y en la iglesia Catedral se hacian preparativos para velar y luego enterrar a los caidos...



Manuel "Metropolitana" Guevara

'' y sepan que sólo muero
si ustedes van aflojando
porque el que murió peleando
vive en cada compañero".


Manuel "Metropolitana" era un niño de quince años con el cuál habiamos crecido juntos en el barrio, pero para 1979, a su corta edad ya queria ser hombre, queria tomar la cosa "en serio".
En las calles de San Salvador, dia a dia, cualquier niño podia probar su "mayoria de edad", los más despiadados y brutales cuerpos policiales y sus prácticas terroristas estaban a la orden del dia.

Tomar la decisión de salir a manifestarse en contra de la injusticia gubernamental era la antesala de la muerte, la muerte, que por aquellos dias era lo mejor que podia sucederle a salvadoreño alguno, lo peor era ir a parar a la cárcel, que era lo mismo que desaparecer, sucumbir en las ergastulas de la Guardia Nacional o Policia de Haciendo o Policia Nacional.

Aquel primero de Mayo habia participado junto al Bloque Popular Revolucionario (BPR), en la manifestación y fué tanta su emoción que se subió a lo alto de la torre de la iglesia "El rosario" pero no a sonar las campanas como casi siempre sucedia; sino a algo más importante para él, enarbolar la bandera roji-amarilla del BPR.

En aquél momento, él ya se estaba perfilando como futuro combatiente y dirigente de las huestes que conducirian al pueblo hacia su victoria sobre sus eternos opresores.
Ocho dias más tarde y después de una semana de largas jornadas de lucha caia abatido cobardemente por las hordas asesinas de la Policia nacional.

Los masacraron, en las gradas de la iglesia "Catedral", 15 compañeros cayeron con él, yo se lo adverti, cuando lo vi triunfante y glorioso en las alturas de la torre de la iglesia donde una vez habian masacrado a otros guerreros del pueblo,"No la tomes tan a la ligera' toma tus medidas", "no te dés mucho color" pero él era un osado, un guerrillero, un soldado del pueblo, nato.



Fué muy duro para mi, ser él que tenia que dar la noticia a su familia, su hermana me adivinó en el rostro, -¡fué él! me preguntó, y soltó en llanto, yo ya lo habia llorado, pero lloré una ves más por el hermano caido y por la madre, era 9 de mayo, que regalo le habia dado la dictadura a aquellas madres y al pueblo una masacre más..



Los Escuadrones de la Muerte

Cuando hablamos o nos referimos a Los Escuadrones de la Muerte, ciertamente y con razón, pensamos en lo peor, pero al detenernos a recordar o analizar, nos damos cuenta que en realidad, sus miembros eran, nuestros vecinos, amigos y en
algunos casos hasta parientes...



En Ciudad Delgado (1979), un año crucial y
terrible, de mucho terror y muerte, en el pasaje de la colonia donde vivia, un vecino (por cierto "chalateco",en toda la década del setenta se habia dado un éxodo del interior del pais hacia las principales ciudades), le dice a uno de mis hermanos:

-- Tengan cuidado, porque dicen que esta noche vienen a sacar a unos de este pasaje, noticia o advertencia que particularmente me pareció sospechosa, en cuanto a porqué, se la hacia directamente a mi hermano.

Asesinatos en masa, y selectivos, desde luego era cosa de todos los dias en San Salvador y otras ciudades del pais, pero nosotros, tomamos nuestras precauciones, los Escuadrones de la Muerte, como todos sabemos, eran grupos paramilitares, apéndice del ejército nacional y los cuerpos policiales, fuertemente armados y con conocimiento y entrenamiento militar.
Yo, como parte de una célula gerrillera urbana,solamente contaba con un revolver 38 "smith and wesson", pero preparamos nuestro plan de defensa y ataque, reforzados por morteros pirotécnicos con mecha corta, forrados con "grapas" para cerco y otros objetos de metal, potentes, eso si, para repeler cualquier ataque...




Dias y noches de vigilancia...


Nuestro vecino de enfrente, habia participado en la "gerra del futbol", y diez años después trabajaba como motorista
del Ministerio de Obras Públicas(MOP), durante la guerra contra Honduras, él mismo nos contaba que se habia encargado de acarrear, todas las cosas materiales
que los oficiales saqueaban de Honduras y las traian para El Salvador.



Cuando la guerra sucia, lo utilizaban para ir a acarrear cadaveres e irlos a aventar a los barrancos y carreteras.


Uno de tantos dias de vigilia nocturna, vi cuando al
pasaje entró una "cherokee" famosas camionetas, de grupos de exterminio social, me agazapé en el cerco de la casa, que quedaba en alto en comparación con la de nuestro vecino y revólver y el culo en mano, escuché, cuando le exigian que tenia que salir con ellos, pero aquél hombre, nuestro vecino, muy apreciado por el vecindiario, se negaba, y que no, que no voy, que esta ves
no...

Hasta que un dia, llegaron a matarlo, lo acribillaron junto a su hijo...

http://eltorogoz.net/Album21.jpg


La letania de los poderosos

Tu tienes la culpa, tu, tu eres culpable, ya me cansastes
te metistes a redentor, tu te marcastes, voy a acabarte
quieres todo para todos y has olvidado mis intereses
y al defender a estos pobres no te has fijado cuanto me ofendes.

Los soldados me defienden porque sus sueldos los pago yo
la paz debe conservarse, seguiré siendo, lo que ahora soy.

Que harán los pobres obreros sin el trabajo que yo les doy
bayanse a mover la fábrica y no protesten por lo que soy
Y aunque es cierto que me quedo con buena parte de tu trabajo tu has de quedarte callado, porque yo mando, yo soy el amo.

Tienes un pueblo tranquilo, de que te quejas obrero pobre si el salario no te alcanza todo es muy fácil, trabaja doble.

La policia está en mis manos, si alguien me cansa puedo golpearlo hasta inventando motivos, haciendo cargos, encarcelarlo estudiantes a sus estudios, que los rectores, caros me salen
les pago para que aplaquen todos sus gritos de libertades.

No quiero más revoltozos en esta tierra que es para mi
mi dinero compra leyes, gobernadores, pues es de aqui

Sacerdotes, hacer sus misas, prediquen todo por la pobreza
mientras yo siga ganando, tendrán limosnas de recompenza
la prensa también es mia, yo la manejo, la patrocino
y puedo con esta fuerza tener al pueblo siempre dormido.

Viva el amor y la paz, vivan las instituciones
reynaré con mi dinero en este pueblo sin pantalones.

Viva el amor y la paz, vivan las instituciones
reynaré con mi dinero en este pueblo sin pantalones.



1979, fue un año de mucha convulsión politica y laboral. Organizaciones guerrilleras tenian en su poder a muchos oligarcas, entre las exigencias para su liberación, incorporaban la solución a demandas de trabajadores en huelga, enfrentamientos armados en las principales ciudades del pais,tomas de sedes diplomáticas, fábricas,etc. con sus respectivos desalojos violentos por parte de los cuerpos policiales.

Por aquellos dias me encontraba trabajando en una fábrica de productos plásticos del area de la Terminal de Occidente.

Dicha fábrica estaba dividida en tres secciones; - metal, que consistia en la fabricación de moldes y troqueles, - Plástico, era donde operaban las maquinas de inyección de plástico para la fabricación de toda clase de productos plásticos,guacales, vasos, sandalias, juguetes,etc... y la sección de mujeres, que eran quienes se encargaban del acabado y empacado, de los productos.

Al igual que la mayoria de los trabajadores del pais, también nosotros necesitabamos mejoras salariales y de las condiciones de trabajo.

En la sección de metal, se trabajaba de lunes a sabado, contrario a las otras secciones donde las máquinas no paraban de producir y para lo cual incluso habian otros turnos incluido el nocturno.

Un dia lunes, nos sorprendió la acción de "toma" por parte de los trabajadores de la sección de plástico, quienes desde la noche del Domingo habian colocado mantas con leyendas reivindicativas y bloqueado todas las vias de acceso hacia esta sección.

En la sección que yo trabajaba estaban ubicadas las oficinas administrativas y su personal habia llegado más temprano que de costumbre dada la situación.
Era evidente el nerviosismo de estos que con pistola al cinto y mirada amenazante se paseaban desesperados y "cuchicheaban" entre ellos como conspirando.

Como a las nueve de la mañana, el Gerente General, llamó a una reunión del personal que nos encontrabamos tratando de inyectarle una "normalidad" a nuestra actividad.

Probablemente, estos no aguantaron, nuestro silencio y nuestras miradas condenatorias hacia su actitud.
Estos plantearon en la reunión que eligieramos una comisión negociadora y amenazaban con un desalojo por parte de la policia.

Nosotros sabiamos muy bien que al hablar de desalojo estaban diciendo, muertos,capturados, heridos, etc.
En realidad nosotros eramos ajenos a aquella acción de nuestros hermanos trabajadores ya que estos no coordinaron con las otras dos secciones, pero desde luego,esto no lo podian creer nuestros patrones.

Se nos dijo que trataramos de contactar a los dirigentes de la toma y que una vez formada la comisión subieramos a la oficina. Cuando el gerente terminó su exposición nadie hizo comentario alguno y esto lo sacó de quicio, empezando a gritar de forma histérica, que los dirigentes eran unos cobardes, que el resto de trabajadores eramos unos "tontos útiles ", toda la alharaca que se escuchaba y leia en los medios de prensa de la derecha pro-patronal.

Yo pedi la palabra, solicitando en primer lugar mantener la cordura, que no era necesario que de parte de ellos andubieran blandiendo sus armas, que nosotros no estabamos armados.
Les reclamé, que porque hasta ahora estaban ellos prometiendo mejoras salariales y condiciones laborales cuando muy bien sabian que esas eran reivindicaciones justas y necesarias.

En realidad, nosotros en ese lugar no estabamos sindicalizados,aunque muchos estabamos afiliados a organizaciones populares y guerrilleras y de ahi nuestra solidaridad con los trabajadores de la sección tomada. Los organizadores de la toma se negaron en primer momento a cualquier contacto y los trabajadores de mi sección unánimemente me señalaron como su representante, creo que fue por la forma en que hice mi planteamiento ante la gerencia y porque era muy popular en la planta.

Desde luego, esto provocó la ira de la patronal, quienes ya tenian sus candidatos para conformar la comisión negociadora (estos eran unos "sobaleba" de aquellos que nunca faltan en todas partes).
Ante la negativa de la patronal a aceptar mi representatividad las pocisiones se radicalizaron y los compañeros de nuestra sección optaron por, tambien bloquear las entradas de las instalaciones y planear la defenza y vias de escape en caso de incursión policial.

Fue algo expontáneo, pero como muchos eramos experimentados luchadores callejeros, actuamos en ese momento, como si se tratara de una acción bien planificada.

Los trabajadores de la fábrica contigua, también estaban en huelga combativa ya hacia varias semanas y eso ayudaba a que nosotros dieramos una respuesta contundente ya que en la zona se respiraba un ambiente subversivo-laboral.

Al final, el conflicto aunque empezó violento, se resolvió de la mejor manera, pero como ya se los habia anunciado a mis compañeros, la patronal trataria de descabezar aquel movimiento.
Algunos dias más tarde se me acercó el dueño de la fábrica, como supervisando mi trabajo y me hizo unos señalamientos de falta de calidad, yo siempre me he jactado de estar entre los mejores donde quiera que he trabajado y ante aquellas acusaciones infundadas le respondi que el único que podia señalarme faltas o deficiencia, era el jefe del taller ya que era él quien estaba al tanto de la calidad del trabajo en la planta y de la capacidad o no de cada trabajador.

Como esta fue una discusión pública y bochornoza para él me citó a la oficina, anunciandome mi liquidación.
El resto del personal no podia hacer nada en contra de mi injusto despido,el cual era parte de una cadena de despidos que se vinieron dando despues de el incidente de la toma de las instalaciones.

La patronal no nos perdonaria el haberle arrancado mejoras en beneficio de los trabajadores y ante las amenazas y despidos injustificados el Ministerio de Trabajo era un ente inoperante...





30 de marzo de 1980

Al igual que miles de miles de personas movidos por la indignación y rabia por el sacrilego crimen que la dictadura militar y los grupos de poder habian cometido en la humanidad de Monseñor Romero, me encontraba en la esquina de lo que antes era el Banco Hipotecario.

Toda la Plaza Gerardo Barrios (hoy Plaza Civica), se encontraba topada de bote a bote, no cabia una aguja...
Empezaron a sonar los estruendos de bombas colocadas en los edificios que rodeaban la plaza y se escucharon disparos simultaneamente procedentes del Palacio Nacional, donde desde tempranas horas se habian visto guardias y policias.





Como reacción lógica, la gente empezó a correr despavorida, me paré en el medio de la calle para tratar de orientar a la multitud en desvandada...

-- No corran,no corran, peguense a la pared.

Les gritaba, pero los bombasos seguian sonando...
De repente, un tipo se saca la pistola del cinto y me apuntó, por unos segundos los dos nos miramos fijamente, él me seguia apuntando pero sin disparar y yo que no salia de mi sorpresa, ya que no sabia de quien se trababa.

De repente de una camioneta se bajaron unos compas, que desembolsando armas largas, se dirigieron hacia mi y uno de ellos pasandome un arma me pidió que le siguiera. El tipo que me apuntaba reaccionó, se guardó el arma y se unió a la desvandada...



De la calle que del "Parque Libertad", conduce a esta Plaza, venian desplazandose unidades de la Policia Nacional, decidimos entonces bloquear el acceso y esperarlos dando protección a la gente para que evacuara aquél escenario caótico...




Mambrú se fué a la guerra...

Cuando muchos jóvenes le dijeron a sus padres que habian tomado la decisión de irse a la montaña, hasta los hombres más concientes vacilaron en aprobar o desaprobar aquella decisión.

Aunque éstos (los jóvenes) sabian que era la decisión correcta; "prefiero morir peliando con un fusil en la mano a que me vengan a sacar de mi casa como a un garrobo" solian escuchar los padres sin tener un argumento convincente que anulara o retardara aquella decisión.

Los viejos, sabian que sus hijos se habian hecho hombres y mujeres maduro/as, era la historia la que les llamaba.

Los ricos de El Salvador, sus cuerpos policiales represivos y su Fuerza Armada se estaban ensañando con el pueblo, la muerte, la tortura y el desaparecimiento forzado estaban a la orden del dia.

Las masacres en su mayoria de jóvenes era cosa de todos los dias, algúnos habian aprendido técnicas de inteligencia y contrainteligencia,de chequeo y contrachequeo, maestros del combate callejero, de la emboscada urbana y de esta manera evadian la muerte, pero eso no era suficiente el pueblo estaba en desventaja.

Pero,en el ambiente se podia adivinar que algo más serio se acercaba.

Los sectores de poder estaban desesperados, ni los Escuadrones de la Muerte con su baño de sangre lograban contener el descontento popular y decisión de lucha.
El pueblo hacia su "gran escuela de lucha" a travéz de tomas de iglesias,fábricas,escuelas,edificios públicos,radio emisoras,etc.

Y en la campiña ya habia gérminado la semilla de un ejército del pueblo que se aprestaba a recibir a todo aquel que estubiera dispuesto a combatir y derrotar a la dictadura incorporandose a la lucha armada.

Su "bautismo de fuego" lo tubo el 10 de Enero de 1981 con el lanzamiento de la primera gran ofensiva guerrillera que conociera El Salvador.

En 1932, se dió la más grande insurrección armada de America Latina pero que fué aplastada por la supremasia militar del ejército de la dictadura de Máximiliano Hernandes Martines, quien pasado el levantamiento mandó a asesinar a más de 30 mil salvadoreños acusandolos de ser comunistas.


Pero para los años ochentas las cosas habian cambiado mucho...

En 1982, ya se hablaba de acciones de gran embergadura, ataques y aniquilación de guarniciones enemigas, maniobras militares que realizaban grandes contingentes de combatientes guerrilleros.
Ya se hablaba de retaguardia estratégica, de brigadas y batallones, de columnas y milicias, de zonas liberadas, de poder popular, se hablaba de hombre nuevo.

Y asi fué, en el norte del pais una nueva forma de vida se habia creado,el embrión de una sociedad diferente,regida por hombres y mujeres diferentes.
Los obreros se habian convertido en campesinos y los campesinos en obreros y ambos en intelectuales, una nueva forma de pensar era la que dominaba, aquello era una escuela de filosofia, cada uno era un filósofo, no se dormia pariendo nuevas ideas con las cuales derrotar las del enemigo.

En las ciudades, el resto del pueblo esperaba el momento de volver a tomarse las calles con su protesta y el momento en que los muchachos regresaran convertidos en experimentados guerreros y que vinieran a darle su "merecido" al ejército de la oligarquia.


Foto: Si la montaña no viene a mi...  Me habia quedado descoordinado y el tiempo pasaba y pasaba...Bueno, me dije voy a ir a buscar a los compas.  Temprano en la mañana estaba abordando el bus en la Terminal de Oriente, con rumbo desconocido. Sabia que a menudo se instalaban retenes en el desvio al Cantón San Felipe de San Vicente.  En ruta, se subieron un par de cipotas, las que al pagar el pasaje pidieron al motorista que iban para el desvio a San Felipe.  --Estas son mis guias, me dije  Más adelante se subieron cuatro jóvenes a los que su aspecto los delataba como soldados y se fueron a parar exactamente a la par del asiento que ocupaban las chicas y que estaba ubicado delante de donde yo me habia sentado.  Estos empezaron a bromearlas y tirarles piropos y con sus risas me querian hacer participe. Yo bien serio y ellos que continuaban en su jodarria... No, dije si me ven que no celebro sus payasadas pueden sospechar de mi y empecé a reirme junto a ellos. Llegamos al Puente de Oro. Todos a bajarse:  --Cédula en mano...hombres de este lado y mujeres del otro... Me meto la mano en la bolsa del pantalón para sacar mi cartera.  --No vos no!!, me dijo uno de los jovenes  --Venite, vamos donde el Teniente...  Le segui y me presentó con el que comandaba aquél retén, nos dimos un apretón de mano.  --De quién es esta mochila?, gritó un soldado desde adentro del bus a través de una de las ventanas.  --Es mia, le contesté.  Hizo un gesto y la volvió a colocar en el asiento.  --Todos para arriba, gritón un soldado y una estampida abordó el bus sin mayores incidentes.  Era la hora del relevo y al iniciar su marcha el bus iba en el medio de un comboy militar, camión adelante y camión atrás...  San Felipe!!!, vaya desvios. Gritó el cobrador.  No aqui no me bajo, dije siguiendo mi ruta hacia San Miguel, sin haber encontrado nadie con quien contactarme...  En otra ves será....

Si la montaña no viene a mi...

Me habia quedado descoordinado y el tiempo pasaba y pasaba...Bueno, me dije voy a ir a buscar a los compas.

Temprano en la mañana estaba abordando el bus en la Terminal de Oriente, con rumbo desconocido.

Sabia que a menudo se instalaban retenes en el desvio al Cantón San Felipe de San Vicente.

En ruta, se subieron un par de cipotas, las que al pagar el pasaje pidieron al motorista que iban para el desvio a San Felipe.

--Estas son mis guias, me dije

Más adelante se subieron cuatro jóvenes a los que su aspecto los delataba como soldados y se fueron a parar exactamente a la par del asiento que ocupaban las chicas y que estaba ubicado delante de donde yo me habia sentado.

Estos empezaron a bromearlas y tirarles piropos y con sus risas me querian hacer participe. Yo bien serio y ellos que continuaban en su jodarria...
No, dije si me ven que no celebro sus payasadas pueden sospechar de mi y empecé a reirme junto a ellos.
Llegamos al Puente de Oro. Todos a bajarse:

--Cédula en mano...hombres de este lado y mujeres del otro...
Me meto la mano en la bolsa del pantalón para sacar mi cartera.

--No vos no!!, me dijo uno de los jovenes

--Venite, vamos donde el Teniente...

Le segui y me presentó con el que comandaba aquél retén, nos dimos un apretón de mano.

--De quién es esta mochila?, gritó un soldado desde adentro del bus a través de una de las ventanas.

--Es mia, le contesté.

Hizo un gesto y la volvió a colocar en el asiento.

--Todos para arriba, gritón un soldado y una estampida abordó el bus sin mayores incidentes.

Era la hora del relevo y al iniciar su marcha el bus iba en el medio de un comboy militar, camión adelante y camión atrás...

San Felipe!!!, vaya desvios. Gritó el cobrador.

No aqui no me bajo, dije siguiendo mi ruta hacia San Miguel, sin haber encontrado nadie con quien contactarme...

En otra vez será....


Rumbo al frente...

Aquel 20 de agosto de 1982, a las seis de la mañana me encontraba en las cercanias de la Terminal de Oriente, tal y como unos dias antes me lo habian indicado.
La Terminal de Oriente, cuantos guerrilleros no partieron de esta terminal hacia el norte y oriente del pais rumbo a los frentes de guerra?!!!

A los pocos minutos se detubo un taxi y el compañero desde dentro de éste como pasajero, me hacia señas para que también lo abordara y asi lo hice, el taxi continuó su marcha.

En el radio del taxi, sonaba " Feelin' Blue" de los Creedence:

"Hey, look over yonder out in the rain,
Soakin' wet fever in my brain.
Now, I ain't certain which way to go,
But I got to move, sure.

Feelin' Blue, blue, blue, blue, blue.
Feelin' Blue, blue, blue, blue, blue.
Feelin' Blue, blue, blue, blue, blue.
I'm Feelin' Blue. I'm Feelin' Blue.

Hey, look over yonder behind the wall,
They're closin' in I'm about to fall.
Now I'm no coward, but I ain't no cool
Feel it in my bones, my book is due.

Hey, look over yonder, up in the tree,
There's a rope hangin' just for me.
Without a warnin', without a warnin',
Things are pilin' up to break me down.

Hey, look over yonder, out in the street,
People laughin' by, walkin' easy.
Now, I'm no sinner, but I ain't no saint.
If it's happy, you can say I ain't..."


Escuchando esa canción y moviendo mi cabeza ritmicamente, observaba a través de la ventana del taxi, la gente que indiferente pasaba, los otros vehiculos, los edificios, etcétera.
Adiós mi San Salvador!!, decia yo, despidiendome de la ciudad que me vió nacer, crecer y luchar. Quizá nunca más te volveré a ver.
Al entrar al túnel oscuro del boulebar del ejército me percaté que, practicamente me habia dormido en el pensamiento.
El taxi hizo un giro hacia la derecha y entró al Aeropuerto Militar de Ilopango, un posta nos detubo y nos pidió que si podiamos mostrarle las maletas, era un chequeo rutinario.

-- Traen armas? nos preguntó.

A lo cual desde luego respondimos negativamente... luego abrió el portón dandole paso al vehiculo, el cual nos llevó hasta las oficinas de los taxis aereos, donde hicimos los arreglos para que uno de los cesnas nos llevara hacia el oriente.
En una hora u hora y media estabamos decendiendo en la pista de la Hacienda el "Martillo" de Usulután. De alli nos dirigimos hacia "El Transito".

-- Vamos a desayunar aqui en el mercado, me dijo el compa.

Teniamos que hacer tiempo, para que llegara el contacto que me seria presentado y que me conduciria hacia donde "el carbón de las papas quema".
Después de un rato y de haber saciado nuestra hambre nos dirigimos a una esquina de la ciudad, zona comercial, tipica de todas las ciudades del interior del pais, a los minutos vi pasar un compa que habia conocido en el exterior manejando un vehiculo y discretamente empecé a buscar con la vista en los alrededores.

Allá estaba en una esquina opuesta, un amigo de la infancia que desde hacia mucho tiempo no veia, me moria de las ganas de dirigirme hacia él y abrazarlo y preguntarle las miles de cosas que no sabia y de los compañeros del barrio que nunca más habia vuelto a ver, pero la compartimentación no me lo permitia.

El contacto me fué presentado, era el motorista de un camión, él me indicó que me mantubiera en las cercanias y que cuando él arrancara el motor del camión que me subiera junto a la demás gente (compradores).

Cuando el motor del vehiculo encendió, abordé el camión y entre toda la gente que se subia alli iba Rolando mi amigo de la infancia, nos saludamos con una mirada y media sonrisa.
Como adivinando, acariciaba con la mirada las alturas azules que a la distancia se alzaban imponentes mientras el camión se desplazaba por la calle polvorienta que conducen al Espino al sur de Usulután.

-- Allá estaremos en unas horas, me decia a mi mismo.

Y asi fué, en unas horas estabamos llegando a una hacienda rodeada de algodonales, en las riberas del rio "Grande" de San Miguel.

-- Se pueden vajar, nos dijo el compañero motorista, cosa que hizo todo mundo en rápida estampida.

Todos los viajeros con sus respectivas cargas de comprados se dirigieron a sus ranchos despidiendose de nosotros con una amigable sonrisa y movimientos de adiós con las manos.

Un hombre de baja estatura y aspecto campesino se presentó al motorista del camión se apartaron hacia un costado y "cuchichearon" no se qué y luego nos pidió seguirlo a una vista (significaba que pretenderiamos que no lo seguiamos a él e iriamos a una distancia prudencial).
Cruzamos el rio en una balsa, seguimos de largo a traves de un vallecito de ranchitos de paja, la gente con canastos y cántaros de agua en la cabeza se movia indiferente, despues supe que aquella era una indiferencia cómplice de la población hacia la guerrilla.

Despues de kilometros y kilometros de caminata llegamos a un establo abandonado y nuestro guia, nos ordenó descansar un rato.
Al rato venia despuntando una columna guerrillera, hombres mugrientos y demacrados, fue mi primera impresión, sin imaginarme que en unos dias yo andaria en las mismas condiciones.

-- Hey, Rolando, que cuentas de la "Capirucha"?, que nos trajistes?, le decian a mi acompañante quien regresaba al frente despues de una corta estadia.

Eran las preguntas que se entrelazaban con los saludos y sonrisas de bienvenida, que nos estaba dando un decena de combatientes.

Foto

Solamente el jefe de la columna me conocia y sin mucha conversa ni preguntas de parte de éste empezó a girar instrucciones a tres compañeros que de alli nos conducirian hacia el campamento del "Jicaro"
en Jucuarán. Era un poco más del medio dia e iniciamos la marcha nuevamente escoltados por aquellos aguerridos cipotes que parecian más pequeños y flacuchos con sus grandes fusiles FAL.

A las siete u ocho de la noche, ibamos llegando al campamento, donde en algunas champas se asomaban lenguetazos de luz y las cabezas de unos curiosos que querian en la oscuridad adivinar quienes eran los recién llegados.

Al dia siguiente, a las cinco de la mañana todo mundo se preparaba para las actividades del dia, después del desayuno [una tortilla con frijoles y un vaso de café ] el comandante de la unidad me preguntó que como me sentia, que si habia descansado. Ante mi respuesta positiva, me ordenó que me alistara para salir en una misión hacia el volcán de San Miguel.

Me asignaron mi fusil, municiones, mi mochila y al camino...



Allá iba rumbo a mi primera misión combativa en un frente de guerra, con una escuadra de tigres, hombres probados en mil misiones, -¡-¡quien podria creer!!, pensaba, -¡-¡que aqui voy en medio de esta columna guerrillera en busca de hacer de la utopia una realidad...!!!

Emboscando al amor

El "Jicaro" era un cantoncito del sur de Usulután que cuando yo lo conoci era un campamento guerrillero, rodeado eso si; por otros cantones aún poblados, el pueblo más cercano era "Samuria" esto cerca de las playas del Espino, unas de las más bellas del Salvador.

En "El Espino" habian fuerzas acantonadas del enemigo, asi como en "Samuria". Cuando yo llegué a ese campamento a mediados de 1982, habian cerca de dos pelotones guerrilleros, uno de ellos el más fogueado en el combate, cipotes-hombres que fusil al hombro desarrollaban una actividad militar constante.

Un dia, y por exigencias de la guerra todo este contingente de guerrilleros tenian que partir hacia San Vicente, ya que de nuestra parte, se avecinaba una campaña militar de gran embergadura.
Por errores circunstanciales, sali herido levemente en una emboscada que habiamos montado a un comboy enemigo que se trasladaba de Samuria hacia el Espino.

Seis meses más tarde un apróximado de treinta nuevos jóvenes se habian incorporado y fue a mi a quien le asignaron la tarea de entrenamiento, jóvenes cuyas edades ocilaban de los 9 a 20 años, prácticamente niños, los cuales se incorporaban al ver las injusticias cometidas por la tropa enemiga en sus incursiones militares y sus ataques aereos.

Uno de tantos dias, el Comandante me ordenó ir a explorar el terreno y buscar un lugar adecuado para montar una emboscada, pero que en esta ocasión se trataria nada más que de ejercicios militares ya que cuando la guerrilla entraba en campaña militar los soldados enemigos reducian su actividad y por tanto su movilización.

Esto permitia que nosotros aprovecharamos la relativa calma para desarrollar actividades militares de campo.

Cuando todo estaba preparado, el terreno explorado, la pocisión escogida para la emboscada, se echaria a andar a la práctica el ejercicio.

Una escuadra haria de tropa enemiga, la cual simularia andar en patrullaje por nuestra zona, mientras dos escuadras se encargarian de montar la emboscada.

El lugar escogido, fué un paraje, tipico de la jungla viétnamita, en medio de una arboleda, un camino que atraviesa un rio de mediana anchura lo que como obstáculo natural permitiria una marcha lenta a la tropa enemiga. Permitiendonos agarrarlos en desventaja de movilización y desplazamiento y grandes posibilidades nuestras de aniquilarlos.

Por caprichos de la naturaleza, en el lugar escogido para la emboscada, habia una gran poza de agua cristalina y al rrededor de esta muchas rocas y una de ellas la mayor, esta roca incluso, parecia una cama, tenia esa forma.

Siguiendo las instrucciones del Comandante, los emboscadores se habian camuflado de acuerdo a las caracteristicas del terreno y poniendo en práctica las técnicas de lucha de guerrillas permanecian inmóviles y confundiendose con el terreno esperando el paso de la supuesta tropa enemiga.

Después de muchos minutos de paciente espera y como siempre existen las variantes, en ves de la tropa enemiga por aquél camino aparecieron una pareja de jóvenes quienes como todos los enamorados venian envueltos en jugueteos, risas y manoseos.

Estos desde luego sin saber del ejercicio militar llegaron a la poza y de forma natural empezaron a desvestirse y él que era quién tomaba la iniciativa, la besaba, y los combatientes pegados al terreno y silenciosos, y él la desvestia y la besaba, y los combatientes pegados al terreno y silenciosos, y ella respondia a sus caricias y besos y se tiraba risotadas y le ayudaba a él a desvestirse, y los combatientes pegados al terreno y silenciosos, y ambos desnudos sobre la piedra-cama, y ella gritaba, y él gemia, y ambos hacian un movimiento erótico sexual, completamente desnudos.

Aquellos niños, aquellas niñas combatientes, talvés en la obscuridad de sus ranchitos de paja solamente habian escuchado cuando una pareja se exitaba y se movia y gritaba por el placer del amor, pero jamás habian visto al "rojo vivo" una escena de amor tan cruda, tan real, tan viva.

Para la pareja de enamorados, lo que tenia que pasar pasó, y cuando ya estaban relajados platicando y los combatientes a pocos pasos de ellos, pegados al terreno y silenciosos.

El comandante apareció, venia con rumbo a nosotros, me habia responsabilizado para que vigilara el que cada uno de los combatientes siguiera cuidadosamente las técnicas de la emboscada.

Desde luego, que a los primeros que encontró fue a la pareja:

Cangrejiando? les preguntó con una sonrisa picara, como si hubiera presenciado toda la escena erótica que una veintena de adolescentes en prácticas militares habia presenciado.

Diciendoles esto y nos gritó, "todo mundo arriba", acto que simultaneamente ejecutó la selva que rodeaba parte de aquella poza.

Los supuestos enemigos, se habian perdido, por lo tanto no pasarian por el lugar de la emboscada, toda la tropa, pasó marcial junto a la pareja, él, que no paraba de reirse a carcajadas y ella tapandose la cara la metia entre sus piernas, aún semidesnuda.

El resto del dia, toda conversación giró en torno a aquél episodio.



Mi primera guinda

Las riberas del "Rio Grande" de San Miguel, servian de frontera entre el territorio controlado por la guerrilla hacia el sur hasta las playas del Espino y la Bahia de Jiquilisco, hacia el oriente se podria decir que se extendia hasta las playas del "Cuco", en el sur de San Miguel.

Hacia el oeste llegaba hasta las próximidades de Concepción Batres y Villa El Tránsito, cerca de la ciudad de Usulután.
Para dificultar la movilidad del enemigo meses antes fuerzas de zapadores del ERP, habian realizado la voladura del puente Moropala,lo que hacia del Rio Grande una frontera natural.

En el primer trimestre de 1983, el grueso de las fuerzas operativas se habian desplazado desde el sur de Usulután hacia San Vicente,y esta operatividad guerrillera concentraba lógicamente la operatividad defensiva del ejército titere.

Lo que nos obligaba a las bases de las riberas del rio, especificamente en la Hacienda San Felipe, impulsar patrullajes e incursiones hacia el norte,buscando el choque con el enemigo, para lo cual nos desplazabamos hasta la carretera del litoral, a la altura del desvio al Espino y el Brazo.

Para realizar este tipo de control de trámos de carreteras, habia que tomar pocisiones a primeras horas del dia,ya que se trataba de disputa del terreno, el primero que llegaba y tomaba pocisiones era el que dominaba aquél dia,la geográfia de aquella zona del pais desde las alturas de la costa,todo era planicie hasta las faldas del Volcán de San Miguel.
Esto le dificultaba el desplazamiento al enemigo,debido a que era divisado a distancia y le imposibilitaba su acercamiento a nuestras pocisiones.

Este tipo de actividades perseguia principalmente, demostrar la capacidad de control del territorio por parte de nuestras fuerzas,ya que estas carreteras por ser de las principales y que conectaban ciudades importantes, servian de vias de comunicación de grandes contingentes de población, a la cual le llegaba de esta manera nuestra propaganda, al arengarles en bloques con mitines relámpagos,se dificultaba el comercio al retardar el transporte del gran comercio e industria, una modalidad de sabotaje.

Por la tarde, al final de la jornada cuando ibamos llegando a las próximidades de la zona bajo control, escuchamos unos disparos en dirección a la Hacienda Nueva, ante lo cual, asumimos que se trataba de un ataque a nuestro campamento, le sugerimos a nuestro responsable, que podiamos hacerles un ataque sorpresa de un costado, pero éste decidió que lo más indicado era ir a reunirnos con nuestro compañeros y jefatura...

Al llegar a nuestro campamento, comprobamos que en efecto,este habia sido atacado desde primeras horas de la mañana, en una incursión enemiga desde Puerto Parada,pero desde el momento en que nosotros escuchamos el vergueo hasta que llegamos a la zona los combates habian desminuido, el resto de aquél dia fué de tensión y alerta...

A primeras horas del siguiente dia, vimos que el enemigo andaba explorando como pasarse el rio, hacia nuestras pocisiones, el Capitán me ordena, que junto a dos hombres más nos cruzaramos el rio y realizaramos una acción de hostigamiento.

Asi lo hicimos, cruzamos el rio y nos fuimos con cautela por todos aquellos caserios,al llegar a una pequeña altura que le llamaban "La Pancha", ahi nos parapetamos a esperar, a los pocos minutos, un compa empezó a gritar -¡allá vienen!,-¡allá vienen!, al principio se me dificultaba divisarlos, pero si, allá venia la columnita en medio de una algodonera,aproximadamente un pelotón con un "chaneque" a la vanguardia...


-- Dejénlos que se acerquen, les ordené a los compas, cuando abra fuego, ustedes disparen tiro a tiro y yo lo haré en ráfaga. Mi fusil era un FAL, de fabricación belga, mientras que ellos llevaban M -16.

-¡Fuego! grité, al tiempo que rociaba de balas toda aquella planada de algodón y aquellos soldados que se revolcaban buscando desesperados donde refugiarse,como solamente se trataba de un hostigamiento, nos retiramos, para esperarlos al otro lado del rio.

Nuestro jefe, al tiempo que nos ordernara a nosotros aquél hostigamiento en las próximidad de las pocisiones enemigas, habia ordenado postas en puntos claves de las riveras del rio, y una de estas postas habia quedado exactamente a un costado de al loma desde donde nosotros habiamos realizado el hostigamiento.
Después nos contaron que ante el rugir de mi fusil en aquellas lomas, el compa en la posta gritaba...-¡La Tostona!,-¡La Tostona!, y salió a buscar refugio en las cercanias de nuestras pocisiones.

No hubo más contacto sino hasta después del mediodia, y lógicamente el enemigo ocupó la loma desde la cual se le habia atacado por la mañana y ahi emplazó los morteros con los cuales nos atacaria en las siguientes horas, pero al regresar a nuestro campamento habia habido un desparpajo,a tal grado que nuestras pertenencias habian sido guardadas en los charrales,ante lo cual,solicité permiso para ir al campamento a recuperar mi mochila.
Me fui con los mismos compas, al regresar y reunirnos con nuestra gente,esta se encontraba parapetada en una algodonera y como a cién metros se encontraba el enemigo tomando pocisiones ya a este lado del rio.


-- Siga avanzando, me ordenó el capitán.

Al acercarnos a una cerca,empezamos a recibir fuego graneado y nosotros automáticamente respondimos el fuego y se armó el jelengue.
Fusileria,morterazos y putiadas se mesclaban en aquella contienda, nuestro fuego aculeró a la tropa enemiga y permitió que todos nuestros compañeros (medio centenar) atravezaran la callecita polvosa, ilesos pero agotados, nos retiramos al caer la tarde, cayendo exhaustos en un profundo descanso, para de esa manera estar listos a la jornada del siguiente dia
.





El Vado Marin

La mayoria de jóvenes que se incorporaron al movimiento guerrillero, cuando ya estaban establecidos los primeros campamentos en el interior del pais, lo hizo producto de la admiración a la audacia y valentia que irradiaban los combatientes guerrilleros.

Era común, ver jovencitos que se acercaban a la columna guerrillera en sus desplazamientos por los poblados del interior del pais, no solo a expresar su simpatia y cariño, sino, su deseo de incorporarse inmediatamente a las fuerzas rebeldes.

Cuando en mi relato de Mi primera guinda, después de la escaramuza que efectuaramos tres combatientes contra un pelotón del enemigo,uno de los detalles que quedó grabado en mi mente, fué; el como la gente nos saludaba y los jóvenes nos miraban con admiración.

Y asi me lo manifestó dias más tarde Mauricio,un jóven que por aquellos dias, habia llegado a visitar a su tio desde San Miguel hasta las riberas del "Rio Grande":

-- Cuando yo los vi, que bien tranquilos iban metiendo más cartuchos, a los "magazines" de sus fusiles, también me dije a mi mismo, yo tengo que andar con ellos...

Mauricio era un tipo bien fornido de buen porte y aspecto, alto y ennegrecido, como la gente de aquella zona del pais, llegamos a tener tanta simpatia el uno por el otro, que le expresé mi deseo de que al finalizar su entrenamiento y estubiera listo para combatir, le asignaria mi fusil de equipo, un FAL, de fabricación belga.

-- A ti, te va a lucir este fusil y además es "pulsudo".

Le dije en tono de broma, a mi, aquél fusil, me gustaba por lo alineado de sus organos de punteria que lo tenia,pero me resultaba grande y pesado, con su dotación de munición, era canzón.
Pero aquél muchacho, entusiasmado combatiente,quien junto a una treintena de otros nuevos guerrilleros,después de varios meses de rigido entrenamiento, estaban listos para probarse en el terreno y la práctica real, la jefatura de aquella unidad, asi lo habia considerado.

Su primera misión significativa seria el asedio y posible aniquilamiento de una guarnición que custodiaba un puente sobre el rio grande, llamado "Vado Marin", en las cercanias de la carretera que conducia a las playas de "El Espino".
Para lo cual se inició con misiones de exploración del terreno y un estudio pormenorizado de las condiciones del terreno, asi como las poblaciones aledañas.

La misión principal, se conjugó con el montaje de dos emboscadas, una a la salida del pueblo "Samuria" y otra en la vifurcación de la "Carretera del Litoral" y la calle que conducia a las "Playas del Espino".
Desde la medianoche de aquél dia se mantubo asediado el puesto enemigo, se tomaron las "cazamatas" de la periferia, más no fué posible aniquilar a la unidad completa, el resto de tropa enemiga se dió a la fuga, dejándo abandonada la pocisión y algunos pertrechos...

Pero a las primeras horas del siguiente dia y después de varias horas de combate aquél pelotón guerrillero habian logrado algo para ellos más importante, su mayoria de edad en la guerra de guerrillas,le habian gritado, habian también logrado que la tropa enemiga supiera que eran los jóvenes de los cantones vecinos los que les habian "aculerado el alma"y los que habian logrado que "se les aguadara la caca", semanas más tarde estabamos asediando el puesto de la Guardia Nacional de la ciudad de Jucuapa,que en una operació sorpresa y a plena luz del dia habiamos incursionado en buses del transporte y vehiculos comerciales...

Pero como no todas las historias son de triunfos y alegrias...meses más tarde, Mauricio, caia herido en una misión de exploración y disputa de terreno enemigo en el cantón Piedra Azul, de las faldas del volcán de San Miguel.

Fué torturado por un grupo de bandidos de los Escuadrones de la Muerte jefeados por un sanguinario incondicional del ejército enemigo de nombre Domingo.

A tal grado llegó la brutalidad, que estando moribundo, los esbirros le ordenaban a los carreteros, que pasaran sus carretas de bueyes sobre el cuerpo de nuestro compañero, para de esta manera, probarse o comprobar que de parte de la población civil, no habia lástima o piedad y mucho menos simpatia hacia nuestras fuerzas.


Soldados amigos...




--Prepare la escuadra, me ordenó el Capitán jefe de la unidad.

Ibamos con rumbo a un campamento del Ejército Revolucionario del Pueblo(ERP).

--Tome precaución en el desvio al Cantón La Cruz, que ultimamente el enemigo ha estado montando emboscada en ese lugar.

Está bién...en ese caso me voy a ir a la exploración, ustedes dos, vienes conmigo le ordené a dos combatientes Elias y Mauricio.

Efectivamente, allá estaban dos soldados en la bifurcación, estos al verme se cubrieron en un muro de piedra.

Le hice alto a la columna, y también en pocisión combativa segui avanzando...

--Quienes son ustedes?, les grité...

--Somos del ERP, respondieron

--Acerquense, grité nuevamente al tiempo que hacia un ademán con la mano para que me entendieran.

Buxos...les grité a mis compañeros sin quitarle la vista a los dos que en nuestra dirección avanzaban.

Llegaron, nos dimos la mano...

--Que hacen aqui?, les pregunté.

--Vamos de licencia, dijo uno, nos habiamos apostado aqui porque sabemos que los chuchos, ponen emboscadas...

La tensión bajó, nuevamente nos saludamos y cada quien agarró de nuevo su camino.

Foto: Temprano en la mañana, saliamos en una misión de exploración, partiendo de nuestro campamento -El Jicaro- en las cercanias de Jucuarán, ibamos con rumbo a las faldas del Volcán de San Miguel (El Cimarrón), especificamente zona del desvio El Brazo,el Borbollón, Cantón Piedra Azul, entonces, territorio mayormente controlado por grupos paramilitares y Escuadrones de la Muerte...  Dos hombres iban conmigo, uno a la exploración, yo al centro y otro a la retaguardia... El de la exploración se detubo y me grita:  --Trovador, aqui hay dos compas dormidos!!!  En un agujero tipo trinchera se habian quedado postrados, seguramente por el cansancio dos compas del ERP. Asustado por los gritos, uno de ellos respondió un tanto irritado.  --Y tu, como sabes que somos compas?  Al apróximarme fui yo quien le contesté.  --Sabemos que son compas, porque el enemigo nunca duerme y seguimos la marcha...


Camarón que se duerme...

Temprano en la mañana, saliamos en una misión de exploración, partiendo de nuestro campamento -El Jicaro- en las cercanias de Jucuarán, ibamos con rumbo a las faldas del Volcán de San Miguel (El Cimarrón), especificamente zona del desvio El Brazo,el Borbollón, Cantón Piedra Azul, entonces, territorio mayormente controlado por grupos paramilitares y Escuadrones de la Muerte...

Dos hombres iban conmigo, uno a la exploración, yo al centro y otro a la retaguardia...
El de la exploración se detubo y me grita:

--Trovador, aqui hay dos compas dormidos!!!

En un agujero tipo trinchera se habian quedado postrados, seguramente por el cansancio dos compas del ERP.
Asustado por los gritos, uno de ellos respondió un tanto irritado.

--Y tu, como sabes que somos compas?

Al apróximarme fui yo quien le contesté.

--Sabemos que son compas, porque el enemigo nunca duerme y seguimos la marcha...


2 -------*------------

Habiamos pernoctado aquella noche en las cercanias de un cantoncito que era de nuestra base de apoyo y en horas de la madrugada, me tocó despertar al siguiente posta.

Estanislao(Tanito), era un hombronazo delgado pero macizo, de campo, se decia que era de aquellos machetudos de aquellos lares, incluso la vox populi, le adjudicaban varias muertes de esas de las chiviaderas y rencias personales, pero allá estaba junto a nosotros, incorporado a la guerrilla.

Sin idea de porqué, a la mañana siguiente me manda a llamar el Capitán Walter, responsable de la unidad...

--Mire compañero, hay quejas de usted de parte de Tanito, dice que usted fue muy brusco y agresivo al despertarlo para la posta, usted sabe que el campesino es muy sensible y resentido, por lo tanto le recomiendo que se disculpe con él.

Sorprendido por aquella situación de reclamo, pero comprendia que esta gente que estaba con nosotros aún no habia recibido el entrenamiento militar correspondiente, accedi a darle las disculpas, las cuales sin más fueron aceptadas por el agraviado.

Años más tarde, y en espera de ser desmovilizados como parte de los Acuerdos de Paz, y por causas que aún desconosco, el mismo Tanito, le rociaba a balazo las patas al mismo Capitán, ahora con grado de Comandante, en un arrebato de cólera, perturbando la quietud de aquél punto de concentración (Ciudadela Ungo)...


Fusil contra fusil,fusil contra fusil...




file:///F:/377345_274577779317335_1295206932_n.jpg




Comandante Simón "El Doctor"

A mediados de 1983, teniamos como dos semanas de andar en una campaña militar, el Belloso y otros batallones locales del enemigo, lanzaban un operativo militar en el norte de Usulután,Cerro el Tigre (zona cafetalera),San Jorge, Santa Elena,Jucuapa y Chinameca.

Estabamos exhaustos por tanta actividad, escaramuzas,emboscadas, retenes,etc.
En uno de esos dias, llegó el teniente que comandaba nuestro pelotón a decirnos en secreto que por ahi andaba el Comandante en Jefe de la organización, para nosotros la tropa, eso nos reforzó la moral ya que si habiamos mantenido al enemigo ocupado, a partir de aquél momento habia que acularlo.

Una tarde, llegó un capitán y me ordenó que me preparara para una misión especial y de larga duración, al rato llegaron al campamento compañeros que venian de otras zonas y con ellos aquél hombronazo,montado en un caballo.
"El Doctor", se decia cuando la tropa preguntaba de quien se trataba, nos formamos los que iriamos en aquella misión y se nos indicó que un pelotón del ERP,se encargaria de la seguridad de aquella comitiva guerrillera que se dirigia al norte de Morazán, con Simón (Schafik)también venian otros importantes mandos del FMLN.

Ya habiamos avanzado unos kilómetros cuando antes de llegar a la Panamericana, nos vino a encontrar un comandante zonal, advirtiendo que en el cruce de la carretera negra se encontraba un pelotón del enemigo y que lo iban a desalojar para asegurar el paso.
No tardó mucho cuando se oyeron los rafagónes y las cargas, pum,pum,pum, ratatatatá,después un lapso de quietud y luego de nuevo venian los mensajeros, la carretera está limpia pueden avanzar y cruzarla.

A mediados de noviembre de aquél año ibamos llegando a Morazán, territorio en combate, contra la opresión y el imperialismo...



Con la gente del ERP, en el "frente Suroriental Francisco Sanchez" habiamos tenido una muy mala experiencia en cuanto a relaciones,incluso nos habian matado un compañero en una dudosa emboscada .
Los Comandantes zonales, incluso habian tenido que recurrir a convivios,para distensionar los ánimos, principalmente de nuestra tropa que veia en la tropa del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP),una amenaza e inseguridad.

Tenian hacia los comunistas de las Fuerzas Armadas de Liberación (FAL) una actitud de mala fé, hasta el punto que le manifestaban a la población que eramos del enemigo (motivo por el cual ésta desconfiaba) y eso nos dificultaba nuestro trabajo de expansión y movimiento en aquellas zonas.
Y en aquella misión, junto a nuestro Comandante en Jefe desde Sesori (norte de San Miguel) hasta la frontera con Honduras, ibas a relacionarte solo con gente de aquella organización.

Pero, la travesia y convivencia se hizo hasta placentera,estrechamos nuestra hermandad con cuanto combatiente de aquella organización encontrabamos en el camino, la figura imponente del "Doctor" montado en su caballo , arrebataba la mirada de aquellos misticos guerreros que con cara de "quienes son estos?", se quedaban anonadados.

Aquella sorpresa, pude comprobarla posteriormente, cuando habiendonos basificado decidimos salir a dar una vuelta, nos fuimos a conocer San Fernando.Caminándo en aquellas calles polvosas, nos topamos con una escuadra guerrillera del ERP, entre guerrillero y guerrillero era imposible no reconocer quienes eran de una y quienes de otra organización, cada organización le imprimia un sello a su tropa, vestimenta, conducta, y armamento,etc.
El jefe de la escuadra del ERP, nos llamó el alto:

-- Quienes son ustedes?

Preguntó conminándonos a identificarnos...

-- Somos de las FAL, le contesté, dejándolo asombrado y sin más argumento, lo que aproveché para explicarle que el FMLN, estaba conformado por cinco organizaciones y nosotros eramos de una de las cuatro que él talvés desconocia.

A nuestra llegada a Morazán recién se habia realizado, lo que se conoce como la Batalla del Moscarrón (maniobra militar exitosa que culminaria con el aniquilamiento de un Batallón del ejército ).
La Comandancia General, se encampamentó próxima a donde se encontraba la "Radio Venceremos",zona de pinares entre Torola y San Fernando.
A la comitiva que conformabamos, los acompañantes del Comandante "Simón", nos recibieron con mucha cordialidad e incluso nos dieron una especie de "Tour" por aquellos territorios liberados.

Fue precisamente el Comandante Claudio "Chico" Armijo, quien cual guia turistico nos llevó donde se habian desarrollado aquellas heróicas hazañas.
Aunque él comentó que el aniquilamiento parcial y desbandada de aquél Batallón, --sin restarle importancia al heroismo y audacia de la tropa y todos sus mandos--, habia sido producto de un "Chiripazo", ya que el mando de aquél batallón, según dijo, se encontraba en una casita que estaba rodeada por unas parras de bambú y el mando guerrillero ordenó atacarlo con lanzacohetes, pero los tiros de estos, no dieron en el blanco sino en las parras de bambú, que era donde en realidad se encontraba el mando enemigo el que al ser impactado fue totalmente aniquilado y de esta manera aquél batallón descabezado de su mando...




Nuestra estancia en Morazán fue de meses, compartimos, las trinchera en el combate, guindas, fiestas, ejercicios militares y otras muchas actividades propias de un frente de guerra.

El Partido Comunista de El Salvador (PCS), incluso celebró en aquellos dias su "Cuarto Pleno", habiendo congregado para ello todas las estructuras de dirección de la organización. A mediados del siguiente año (1984), partiamos con rumbo a San Miguel, atravesando el norte de San Vicente,pasando por Cuscatlán y luego de nuevo hacia el norte, siendo nuestro objetivo final otra retaguardia profunda, esta ves dominada por las Fuerzas Populares de Liberación (FPL), Chalatenango nos esperaba...





Schafik, el Partido y la Moral revolucionaria

Schafik, era de los hombres integros, pero su ejemplo y acción no alcansaba a corregir algunas conductas de miembros del Partido que arrastraban y fomentaban vicios del sistema capitalista...

Siempre fué asi, incluso en los frentes de guerra, campamento que visitaba ponia en orden las cosas, pero una ves, se retiraba, todo volvia a lo mismo...
Se habia impuesto el militarismo, el abuso de autoridad,los privilegios hacia los mandos superiores.

Se mostró frustrado, en aquella ocasión en que un compañero de supuesta confianza le estaba sustrayendo dinero de su mochila personal, en aquellos dias en que incluso habia tensión en todo el FMLN, porque se decia que desde Honduras, se habia infiltrado un comando con la misión de asestar un golpe ya fuera para la Radio Venceremos o a la Comandancia General...

Rechazaba, seguir teniendo "Asistencia Personal" (un copañero que permanentemente andaria junto a él y cuidar de su seguridad personal).
Tubimos una reunión extraordinaria de la célula del Partido, para tratar el tema y resolver aquella situación.
Como era de esperar, en aquella reunión, dió toda una cátedra de honestidad, honradés,formación politica e ideológica,principios,morales y éticos, todo para justificar el porqué de su decisión y rechazo.

Ya antes, yo habia fungido como su seguridad personal y en aquella ocasión nuevamente se propuso que seria yo, quien asumiria aquella responsabilidad y asi se acordó y hasta se le impuso como un acuerdo de célula...

A regañadientes, aceptó, terminamos la reunión y se alejó a su champa...anonadado y reflexivo...

Le segui y le llamé...Comandante me permite:

Se voltió, sin contestar y me miró pensativo.

--Solo quiero decirle, que voy a tratar de cumplir con la misión que nuevamente el partido me encomienda, de la mejor manera posible y no espero defraudarles.Pero también espero que usted corresponda, ya me conoce, por lo tanto sabe que puede confiar en mi, asintió con un gesto y se marchó...

La misión se cumplió en una relación cordial y camaredil...




Entre el pasado y el presente

Supongo que a la mayoria de salvadoreños hijos de la guerra (que somos todos, ya que siempre hemos estado en guerra) se nos vienen a través del subconciente memorias del pasado y estas se entrelazan con las del presente, sufrimos traumas del pasado y del presente y a la inversa.

Estas memorias lógicamente, están relacionadas o ligadas al efemerides de nuestra historia nacional.
El golpe de Estado de 1972, dejó muy marcada en mi niñez las maniobras de la aviación contra las tropas rebeldes de los destacamentos militares que se habian alzado contra el gobierno del coronel Fidel Sánchez Hernadez, famoso levantamiento ya que como principal caracteristica este golpe traia indicios bien claros de un descontento en las filas castrences de sectores que realmente pugnaban por un cambio o al menos una corrección del rumbo de la institución armada, como instrumento de la oligarquia.

Como viviamos a pocos minutos de los cuarteles generales de los principales cuerpos policiales, un grupo de cipotes fuimos cuando aún se escuchaban los disparos del enfrentamiento entre las diferentes guarniciones leales e insurrectas, y pudimos precenciar los cadaveres destrozados por las balas de los fusiles G-3 de algunos soldaditos.



Nuevamente en 1983, en una tarde nos encontrabamos en una balsa móvil que servia de medio de transporte que la población utilizaba para cruzar el Rio Grande.
Un apróximado de una compañia de las tropas del ERP, habian llegado a aquella base nuestra y como era el acuerdo y dispocisión basado en las relaciones entre organizaciones revolucionarias que conformaban el FMLN, nosotros habiamos pasado ocupados desde primeras horas del dia,junto a la población del lugar colectando y preparando alimentos y condiciones para que aquél contingente de combatientes saciaran su hambre y descansaran para continuar su marcha...

Nos encontrabamos, decia, sobre la balsa tratando de hacer cruzar un pick-up, cargado con cereales, cuando vimos aparecer los A 37, que sorpresivamente se lanzaron sobre el valle con su vómito de muerte, nosotros inmediatamente nos ocupamos de evacuar del lugar al comandante de nuestra unidad que como cuadro valioso del Partido era nuestra prioridad, darle protección y preservar su vida.

Después del ataque,entre nubes de polvora y la polvasón que habian levantado las bombas,aunado a los gritos de dolor y llantos despavoridos por el terror, nos dedicamos a rescatar a los muertos y heridos que en su mayoria habian sido mujeres, niños y ancianos de la población.
El grueso de combatientes se encontraban descansando sobre la cancha de futbol del cantón y estos al unisono habian hecho sonar un concierto de disparos de fusiles repeliendo el ataque aereo.


!Hey nos equivocamos!!


A finales del año 1983, una columna guerrillera nos encontrabamos en las faldas del "Volcán Torola" donde habiamos pernoctado la noche anterior, a las 6 de la mañana nos despertó el ruido ensordecedor de dos aviones (Fouga - Magister) que haciendo una maniobra de picada dejaban caer sendas bombas de 250 libras cada una sobre el pueblito del mismo nombre "Torola".

Medio adormitados y al mismo tiempo impresionados con la imágen que algúnos de nosotros solo habiamos visto en las peliculas de Hollywood, dos imponentes "hongos de fuego" se alzaban al mismo tiempo que se veian las diminutas figuras de pobladores corriendo despaboridos buscando refugio.

Uno de los aviones, para poder agarrar altura, incluso pasó exponiendonos su panza, sin que de nuestra parte nadie reaccionara con fuego antiáereo. Mas tarde se supo a travéz de una intercepción de las comunicaciones que uno de los pilotos le llamaba al otro para informale que "se habian equivocado" el objetivo no era Torola sino Perquin; pueblo que se encontraba más al oriente de la ruta que estos traian.
Pero el objetivo especifico era atacar la escuela de Perquin, donde el ERP (Ejército Revolucionario del Pueblo) tenia como prisioneros cerca de un centenar de soldados.




Entre los vivos y los muertos

Ciertamente, muchos de aquellos combatientes eran niños o jovencitos que vivian en la campiña salvadoreña,pero a diferencia de los que viviamos o veniamos de la ciudad,ellos desde temprana edad conocieron del duro trabajo,de brutal represión y de guerra abierta...

La Guardia Nacional (GN)y La Policia de Hacienda(PH), cumplian en aquél entonces lo que supuestamente debe hacer ahora la recién creada "Policia Rural".Cuerpos policiales que por su naturaleza se caracterizaron por la
brutalidad,recordemos o sepamos, que estamos hablando de un pais que aún en los años sesenta y setentas, gran parte de su economia estaba basada en la agricultura, relaciones de producción mayormente feudales,con medios de producción artezanales y con un desarrollo en cuanto a ideas basado en el oscurantismo politico-religioso.

Cuando la guerrilla se basificó,principalmente en la franja norte de El Salvador, y consolidó extensas zonas como territorio controlado, fué en base a una heróica batalla politica,ideologica y militar, también, impulsada o forzada por la politica de "tierra arrazada", que la Fuerza Armada ya practicaba dentro del concepto de la "Seguridad Nacional" dictada e instruida desde Washington.

Muchas familias, habiendo sido desmembradas y obligadas a emigrar unos y a luchar otros, se basificaron en campamentos de refugiados tanto de Honduras como de Nicaragua, ahi se originó la "Diáspora salvadoreña", otro tanto, la mayoria se refugió en Mexico,Costa Rica,Panamá, y los Estados Unidos...
La guerra se desarrolló,el FMLN logró reconocimiento internacional, cada uno de los salvadoreños residiendo en el exterior se convirtió en embajador de aquél pueblo explotado y oprimido y captador de la admiración y simpatia de todos los pueblos del mundo.

A mediados del 84, estube trabajando como Instructor Politico Militar, en una escuelita(Capitana Iliana),que nuestra organización fundó en las cercanias de Las Vueltas, en Chalatenango. Alli,llegaban muchos niños-jovenes, procedentes de los campamentos de refugiados tanto de afuera como de adentro del pais.
La mayoria de estos niños no sabian leer ni escribir, habia que empezar desde cero, manejaban una concepción mito-religiosa de su corta vida.

Sabian que habia guerra,y de todos sus componentes, un enemigo al que habia que combatir y derrotar, sus temores no eran hacia los vivos, sino, hacia los muertos y otros espantos.
Casi siempre, los combatientes optaban y asi lo solicitaban, por los turnos primero y último de hacer "posta" o vigilia.
Porque eran estos turnos, los que te permitian descansar más, pero en el caso de estos niños su razón era y asi lo manifestaban, a los espantos de la medianoche o la madrugada.

Aducian, que escuchaban ruidos, en medio de los cafetales que rodeaban nuestro cuartel,una casona de adobe del tipo de vivienda de la campiña latinoamericana.
Mi única explicación era, que estabamos siendo explorados por el enemigo, y revisando "los partes", que consistian en los reportes de cada pareja sobre las novedades durante su turno de vigilancia, la constante era que entre la una y dos de la madrugada, era cuando más se escuchaban los ruidos o movimientos sospechosos.

Aquél dia, junto a un compañero de los mayorcitos y más despiertos de aquella unidad(un cipote de quince años que habia llegado procedente de Nicaragua)decidi que hariamos doble turno para, descubrir las causas de todos aquellos rumores, que estaban perturbando la tranquilidad de los estudiantes y su preparación politico-militar.
De hecho, por aquellos dias en todo el frente de Chalate se vivia un ambiente de tensión y alerta, se habia informado de incursiones de unidades pequeñas de las Patrullas de Reconocimiento de Alcance Largo(PRAL).

Los compas de las FPL, incluso, habian realizado capturas de algunas de estas patrullas...

En la posta estabamos, cuando escuchamos los ruidos, venian en nuestra dirección, un movimiento pausado de avance cauteloso, pero los delataban la quebradura de hojas secas que llacian cual colchón en medio de los cafetales.
Por ratos, aquél ruido se confundia con las ráfagas de viento que azotaban aquella zona, ya que nuestro campamento, practicamente estaba a las faldas de "La Montañona".

Camilo, se habia ido a cubrir otro flanco,al tiempo que alertaba a los otros bichos, mientras yo, supuestamente enfrentaria a los exploradores...
Preparé mi fusil en ráfaga,usando como "mamposta"un muro de piedra, mientras que en la mano izquierda sostenia la linterna con la que enfocaria el objetivo al tiempo de disparar.
A pocos metros de distancia, cuando consideré prudente enfocar y abrir fuego, senti una ráfaga de viento que se me vino encima, como dirigida por un ventilador, al tiempo que vi la silueta que esta ráfaga de viento acompañaba, pasó sumbada a mi derecha, como rodeando la casa que se encontraba como a diez metros a mi espalda, sali corriendo, detrás de él, sin disparar, ya que no estaba seguro de que se trataba y no podia hacer una falsa alarma, pero en aquella noche iluminada por la luna, si lo veia claramente desplazarse, por los charrales que habian al norte de la la casa, apresuré mi paso, cuando vi que se aventó por un camino que conducia hacia un rio donde era que nos ibamos a bañar, ahi, me percaté que me habia alejado bastante del campamento, y que no era prudente seguir aquella sombra.

Nunca más se volvió a saber de aquellos movimientos...aquél incidente pasó con los dias, se desvaneció con la actividad de la escuelita, muchos más jovenes seguian llegando y el ambiente se volvió de más coraje y mucha actividad militar.

Cierto dia,(este es otro incidente que aún hoy dia es confuso para mi):
Periódicamente, los instructores bajabamos a reuniones con el mando de la escuela, para realizar valances del funcionamiento y desarrollo de los alumnos, asi como la efectividad o nulidad del entrenamiento.
Como se trata de una zona escabroza, el puesto de mando quedaba en la parte baja de aquél cantón, me dirigia hacia la escuela, cuando al llegar a un rio --el mismo que corria desde la escuela buscando hacia el sur-- me topo con tres individuos que lamparas en mano venian acompañados de un par de perros...les llamé el alto,al enfocarlos con mi lámpara,pude ver la cara de sorpresa.

-- Quienes son ustedes?, que andan haciendo? les grité...

-- Andamos buscando "cusucos", contestó el que primero salió de la sorpresa, mientras los perros no dejaban de ladrar, en realidad el más sorprendido fui yo, no sabia que hacer, entre los tres, facilmente me reducian al intentar indagar sobre el contenido de sus pertenencias, la única ventaja era, que ellos no sabian que andaba solo, y yo los dominaba desde una altura, solo les pedi, que se levantaran las camisas para comprobar que andaban desarmados ya que aparentemente, solo unas cebaderas y unos machetes portaban.

Y asi, se fueron, sin más ni más, a partir de aquél incidente empezamos a implementar los patrullajes nocturnos en la periferia de nuestros campamentos.



Ingenieria militar e ingenio popular

Dicen, que a raiz de la captura y crucificción de Jesús de Nazareth "Cristo" en la Roma antigua, se desató una persecusión desalmada contra sus seguidores, quienes desde entonces fueron llamados "Cristianos" y por ello condenados, torturados y ejecutados...

Muchos de estos huyeron y encontraron como refugio seguro "Las Catacumbas", enormes tuneles que conformaban el sistema de drenaje de la ciudad imperial.
Pero, este sistema de tuneles,no solo les dió refugio a los "Cristianos", sino que les dió también cobertura para desde alli, poder desarrollar una actividad semi-clandestina y continuar con su labor de concientización de nuevas generaciones y desde su perspectiva mantener vivo no solo el legado de aquél hombre sino, desarrollar aquél esfuerzo.

Miles de años más tarde, en otra lucha y contra otro imperio, un pueblo heroico y tenáz, también desarrolló una técnica de trabajo ingeniero subterráneo donde 'vivieron' miles de guerrilleros y pobladores vietnamitas del distrito Cu Chí y que está ubicada en la margen oeste del río Saigón, a unos 75 kilómetros de la localidad de igual nombre hasta el 30 de abril de 1975, cuando adoptó el de Ciudad Ho Chi Minh.

Según la información esta ciudad:

"Fue una región suburbana jamás controlada por el ejército sudvietnamita ni por las tropas de ocupación, según reconoció el propio Pentágono.

Las primera vía, de 48 kilómetros de extensión, se construyó bajo el caserío de Than Phu Trung, a principios de la década del 60, pero en abril de 1975 llegó a contar con tres niveles de túneles a seis, ocho y 10 metros de profundidad, y un total de 220 kilómetros en las más diversas direcciones, una de cuyas vertientes pasa aún bajo el lecho del río.
A ello se sumaron más de 150 kilómetros de zanjas (trincheras) en la superficie, desafíos igualmente a la imaginación y la voluntad, toda vez que fueron abiertos en pleno fragor de los enfrentamientos."


En el caso salvadoreño, lo que fueron zonas bajo control guerrillero, se practicaron muchas de estas obras de ingenieria,grandes extensiones de trabajo subterráneo y superficial.

En la altura del Cerro Guazapa que se conoce como "El Caballito" y que casi, en todo lo que fue el periodo de la guerra, ocupó tropa enemiga, se construyeron obras de gran extensión, algunas de las cuales eran, prácticamente apartamentos de hasta cuatro o cinco cuartos, obras que en algunos casos servian de hospitales, obras que en gran cantidad se podian encontrar en la que comprende la franja norte del pais.

En una ocasión, nos encontrabamos cabando junto a otro compañero una de estas obras de ingenieria, que serviria para almacenar documentos,pertrechos y vitualla de la Comandancia General.

La entrada consistia en un agujero de 14 pulgadas al cuadrado por uno a uno y medio metros de profundidad y que luego se continuaba hacia un extremo, lo que significa, que para ingresar a estos, habia que practicamente pararse dentro del agujero de entrada, para luego agacharse(acurrucado)y solo de esta manera te permitia entrar a lo que era el cuerpo de toda la estructura.

El que se encotraba al interior iba cabando y labrando la tierra, con altas temperaturas y odores a gaces subterráneos,depositaba la tierra en un costal y halando la cuerda le hacias saber al de afuera, que la carga estaba lista para ser alzada, este luego, en otra cuidadosa maniobra, acarreaba aquella tierra hacia un rio cercano para no dejar ni trillo ni señas de que hubo trabajo de ingenieria en el lugar.

A mediados del 84, en Chalate, se hablaba mucho de posible invasión de tropas yanquis, situación que creaba un ambiente de tensión.
Nosotros, en aquella delicada misión, saliamos temprano en la mañana del campamento, llevabamos nuestro "rancho" y agua para el dia y no regresabamos sino al olcultarse el sol.

Me encontraba como a tres metros de profundidad,cuando le indicaba al compa, que la carga estaba lista para ser retirada y nada, a los tres intentos le empecé a gritar por su nombre, que qué pasaba? y no tube más remedio que saltar a la superficie y cual fué mi sorpresa?, veo al compañero que corria despavorido y gritando "Ahi vienen los YANKIS,ahi vienen los Yankis!!!"...
En los cerros aledaños, efectivamente se oian ráfagas de fusileria y gritolera asi como mucho movimiento de tropa, en el aire de aquella zona, se veian nubarrones de polvora y algunas luces de vengala que pendularmente hacian su caida en sus paracaidas.

Al final de la jornada, todo resultó ser una graciosa confusión, se trataba de una práctica militar de nuestras tropas, que en simulacro de maniobra atacaban un objetivo enemigo.
Dias más tarde, aquella operación se ejecutaba con resultados exitosos, la presa del Cerrón Grande, habia sido atacada y tomada.



Juego de niños...

-- Esta noche me voy de aqui. Le dije a mi compañera...

-- Si quieres venir conmigo? veamonos por la tarde y te digo donde nos quedaremos a dormir...


Habia decidido irme de aquél campamento, "salvar el pellejo", ya que cada dia las cosas se volvian más tensas en aquél lugar y mi polémica con el mando, me convertian en potencial enemigo y en un factor de impotencia y descontrol para aquella "pequeña camaria militar" en que se habia convertido el mando local.

En aquél clima tenso y caótico, hacia unos dias, mi compañera, como una forma de castigo habia sido relegada de sus tareas de "comunicaciónes" a las de cocina, las que desde luego no eran denigrantes, sino por el contrario constituian una tan importante como cualquier otra en aquella guerra de liberación, pero la descompocisión a que habia llegado aquella jefatura, les hacia creer que algunas tareas no eran realizadas con abnegación y sacrificio, y por lo tanto, el ser enviado a la cocina constituia un factor de ablandamiento de la moral de algunos combatientes y cuadros del Partido.

Mientras ellos (un sargento, un teniente y un capitán), se enfrascaban en conflictos personales inútiles y otras actividades vanales en un contexto de guerra, nos designaban a otros las tareas que desde los inicios de aquella lucha revolucionaria se realizaban con todo honor.

Aquella nuestra forzada y temeraria decisión, con la cual incluso corriamos el riesgo de ser señalados, no solo, como desertores, sino, como traidores, ya que, aún y cuando lo desconociamos, la comandancia general de la organización si era conocedora de aquél grave problema, más no estaba en condiciones de ventilarlo publicamente frente a las otras organizaciones.
Por lo tanto, cualquier caso, o compañero que no solo denunciara sino se revelara contra aquél estado de cosas, era no solo ignorado, sino, además de burlado, condenado o marginado.

Para mantenerme alejado de aquella problemática de manera mal intencionada, se me asignaban misiones de recepción de nuevo personal y captación de material para el abastecimiento del campamento.
Misiones que eran realizadas en lapsos de varios dias desde nuestra ubicación (Cantón el Cicahuite, Las Vueltas, Chalatenango) hacia el norte, zonas fronterizas con Honduras y hacia el sur, la zona baja,Radiola,y toda la zona periférica de la Presa del "Cerrón Grande" y el cerro de Guazapa.

No iba a ser el cansancio el que me doblegaria y acceder al sometimiento o al silencio de aquella situación que contradecia y ponia en peligro la naturaleza y los principios del Partido y el proceso revolucionario.
Aún y cuando habian diferencias entre nosotros, por disciplina militar y politico-partidaria, mantenia la cordura en la relación de subordinado hacia los jefes.

-- Permiso de hablar, Capitán?.

Me dirigia a él desde la pocisión de firme, él, con actitud marcial, también respondia:

-- Permiso, concedido.

-- Solicito, permiso para dormir en la cocina por esta noche, para de esta manera compartir con mi compañera?

Recién habia llegado de uno de los bolzones fronterizos y me disponia a ir al rio y tomar un baño junto a la escuadra que por varios dias habiamos andado por aquellos lugares, sudados y canzados del mal dormir y el mucho caminar, asi como la alimentación racionada...

Permiso, concedido!!, me respondió con una sonrisa cinico-diabólica, que siempre le caracterizó...

En horas de la madrugada, salimos junto a mi compañera y quien también peligraba su vida y a quién no pensaba abandonar a la suerte de aquellos malos hijos de la revolución, abandono que vendria a sumarse a las estadisticas anónimas de aquella vorágine de violencia y locura a que algunos elementos de aquella gloriosa gesta habian llegado.
Nuestra meta era llegar a Guazapa, para lo cual, habia que cruzar, practicamente, todo Chalate, territorio de kilómetros y kilómetros controlado por la guerrilla.

Tipo ocho o nueve de la mañana, estabamos en el desvio de Guarjila, esperando a que apareciera una columna amiga o enemiga, ya que por alli se cruzaban patrullas enemigas que venian de Chalate-ciudad.
Mi compañera, por razones "lógicas", habia sido despojada de su arma de equipo y por lo tanto, aquella pareja solo contabamos con un M-16, como única arma de defensa.

En la misma ruta que nosotros traimos, a media mañana vimos aparecer una columna guerrillera,por lo que desde la pocisión de combate, les hice el alto, ante lo que la exploración de aquella columna, por razones obvias, y el eminente choque con el enemigo en aquella bifurcación(Guarjila-Chalatenango), respondieron con una reacción nervioso-defensiva.

Al notar que estabamos en desventaja numérica, la adrenalina bajó, y estos, empezaron a hablarnos de manera amigable:

-- Que hacen aqui?,hacia donde se dirigen, cuantos más andan con ustedes?...

Al aclarar la situación y saber que llevabamos la misma ruta y destino, nos permitieron incorporarnos a la columna (un pelotón de la Resistencia Nacional, que custodiaba a un comandante de la misma organización), tras varias horas de marcha guerrillera, llegamos a un campamento de las FPL, en el cual, descansamos un rato.
Serian, como las cuatro de la tarde, durante todo este tiempo, en "nuestro campamento" al descubrirse nuestra ausencia, toda la gente habia sido convocada a "formación general" y ahi si, con toda solemnidad, el "Mando" con marcial actitud y citándo la retórica que la ocasión requeria, nos habian, no solo degradado, sino descalificado y hasta condenado a pena de muerte, y a ser regresados al campamento, donde se aplicaria el escarmiento.
Junto a esta columna, habiamos llegado a un campamento en las riveras del lago suchitlán y en este fuimos alcanzados por una escuadra que habia sido enviada con el motivo de darnos caceria.

Al mando de esta venia un teniente, el cual se dirigió al mando responsable del campamento y que pertenecian a las FPL, le vimos platicando y posteriormente el responsable de aquél campamento, se dirigió a mi, informándome que el teniente queria hablar conmigo y al tiempo que me aconsejaba que era lo mejor pero que no me preocupara.
Accedi hablar con el teniente, el cual en tono suplicante, me pedia que nos entregaramos y que regresaramos con ellos, que considerara "el mal que le estaba causando al Partido" con aquella actitud, mi respuesta fué tajante y firme, no regresariamos y no discutiriamos con ninguno de ellos conceptos politico-partidarios que diferian grandemente desde cada una de las pocisiones.

Ante su falta de autoridad, sobretodo moral, me solicitó entonces que le regresara mi fusil de equipo, a lo que inicialmente también me negué, pero al volverse esta exigencia el obstóculo para que continuaramos nuestra marcha junto a la columna que se dirigia a Guazapa, finalmente accedi entregar el arma.

En realidad, ellos temian que todas las vajesas y atrocidades que estaban cometiendo como producto de abuso de poder se conocieran por otras instancia de mayor rango del partido y estas actuaran en contra de ellos.
Finalmente, llegamos al lago Suchitlán,donde nos esperaba una unidad de lancheros que eran los encargados del paso de aquél obstáculo natural en que se convertia el lago.

-- Nos informaron de unos desertados de Chalate, quienes son?...

-- Preguntó uno de aquellos lancheros. El Capitán, ya habia reportado por radio sobre nuestra huida, con la intención de que no se nos permitiera cruzar el lago y dificultarnos mucho más la vida.
Llegamos a San Antonio, y después de algunos dias llegamos a Guazapa, con la intención de reportar detalladamente y con apego a la verdad sobre todo lo que acontecia en aquél campamento.

Años más tarde, supe que aquella problemática habia llegado a convertirse en uno de los mayores dolores de cabeza de la organización, una problemática que habia hechado raices muy profundas, producto de muchos factores, que al ser desatendidos o tolerados por conveniencia de algunos, llegan a constituir, la historia negra de una organización de la que otros muchos cuadros y militantes se habian consagrado desde su fundación al sacrificio y entrega total.





Los niños y la guerra...

No estube presente cuando mis hijos nacieron...

Cuando mi primer hijo, mi compañera quedaba preñada allá en chalate(1984) y yo tube que venir a San Salvador a una misión muy importante, hubieron complicaciónes en el parto (placenta previa), no nació la criatura fué un 19 de julio de 1984...

Lloré como un niño aquella perdida y por mi compañera, que ilusionada con su primer hijo, habia padecido en
medio de la guerra.

A mi segundo hijo, lo conoci cuando todaVia venia en la pansa de su madre(1985), nos encontrabamos nosotros en uno de los cantones de la periferia de San Salvador, en una actividad de recepción, cuando en la madrugada repuntó la columna que venia del Cerro Guazapa y allá venia aquella gran pansa en medio de la columna guerrillera...pero cuando la hora del parto, yo me encontraba como prisionero de guerra allá en "Mariona"...


Tres años más tarde(1988), nuevamente mi compañera se encontraba hospitalizada en Maternidad, y yo haciendo cola a la hora de visitas...se me acerca un hombre de aspecto obrero y me dice:

--No voltee a ver, pero creo que es a usted a quien vigilan desde un auto celeste cuatro puertas.
La curiosidad pudo más y de reojo los vi, escalé el portón metálico de la entrada del hospital y ante los vigilantes que trataban de atajarme salté y en huida abierta fui a salir al otro lado del edificio...

Dias más tarde, desde el mismo auto, nos apuntaban a mi y otro compañero al tiempo que nos apuntaban con sus armas conminandonos a que abordaramos el automovil...

15, dias después tube en mis brazos a la recién nacida, quien me visitaba en mi segunda captura en "Mariona"...




Las Fuerzas Especiales (FES)

En el caso de las FAL-PCS, las Fuerzas Especiales, como categoria de tropas, nacieron con un reducido grupo, que inicialmente se denominó como U-24, desde luego que se trataba de los hombres más experimentados y preparados en la lucha de guerra de guerrillas, varias generaciones se sucedieron por su agresividad y el caracter de operaciones que les eran asignadas, dedico esta postal, especialmente a los "Heroes de Nejapa" entre ellos, Inti,Juancito y otros dos comandos guerrilleros que calleron heróicamente en el ataque a la subestación eléctrica de Nejapa.

Las Fuerzas Especiales, fueron una unidad que constantemente habia que estar reforzando con nuevos combatientes, los que surgian de los hombres de vanguardia de las columnas guerrilleras y tropas locales.

A mediados del año 85, y perteneciendo a la Columna Jacobo Campos Valle (Comandante Guerrillero caido en Zaragoza) y teniendo como comandante zonal en ese entonces al Comandante Ramón Zuares, me solicita que me dirija a la tropa, en especial a un grupo de combatientes de esta columna que habian sido promovidos por su arrojo y valentia a pasar a formar parte de las Fuerzas Especiale, pero de parte de los combatientes, existia cierta subestimación a sus propias capacidades combativas, dado el mito que se manejaba en torno a la audacia y tenacidad, asi como el espiritu de sacrificio y entrega por parte de los comandos especiales...

Producto de aquél trabajo combativo en una de las mejores y más tenaces escuelas prácticas llamada "Guazapa", surge una nueva promoción de nuevos comandos, osados y aguerridos, dentro del cual se destaca el comando caido en el segundo ataque y liberación de prisioneros politicos del penal de "Mariona", el compañero Neftali, jóven originario del Cantón Santa Barbara, de las propias faldas del Cerro de Guazapa...




Los "chuchos" nos asechan

Estabamos a mediados del 85, en uno de los campamentos del cerro Guazapa, departiendo a tempranas horas de la mañana en la cocina,inmediatamente después del matutino, unos se dirigian a continuar con una media dormidita,otros al baño por su respectivo duchazo y los que ya habiamos pasado por eso a la cocina, por el cafesazo.

Aquello parecia un mercado,la gran alharaca, se abordaban de diferentes temas, desde serios hasta los más efimeros...
De repente, toda conversación fue interrumpida por unos disparos que se escucharon cerca del lugar.

Fuerzas del enemigo habian realizado una incursión nocturna en la profundidad de nuestras zonas, y "Licho" un compita de las FES, antes de ir a bañarse se le ocurrió ir por unos mangos, llevándose la sorpresa de que la tropa enemiga ya se lo habian madrugado, según nos contó cuando llegó apresurado al campamento.

-- Cuando los voy viendo, me paralizo yó y se paralizan ellos quiene estaban sacudiendo los ponchos y que les aviento el rafagazo y me pego la debanada, creo que vienen para acá...

Inmediatamente, a tomar las medidas, las estructuras de apoyo a encharralar las cosas y las unidades combativas a montar un perimetro de seguridad,lineas de fuego y postas en las entradas principales.
Allá estabamos apostados a las orillas de una gran barranca cuando al otro lado les divisamos...

-- Hey pero esos, son los chuchos o los compas?, le pregunté a mi compañero.

-- De verdad que no se, me contestó.

Después supimos que eran una unidad del Atlacatl combinada con tropas regulares y a estos los confundiamos ya que venian vistiendo pantalones Jeans y camisa color cakis, exactamente como a inicios de la guerra, constituia el uniforme principalmente del ERP o PRTC.
Pero les adivinamos la ruta, venian de las alturas del cerro buscando rumbo hacia Santa Inés, como cruzar el rio, y allá nos fuimos a esperar, y a minar las vias de acceso.

Todabia les vimos cuando venian cruzando el rio y cuando empezaron a subir hacia nuestras pocisiones, al sonar el primer minazo los agarramos a pura ráfaga de fusileria.
Aquella escaramuza,detubo el avance y les estubimos vigilando de cerca y siguiendoles el paso durante casi todo el dia, no fué sino hasta como a las 2 o 3 de la tarde que volvimos a topar con ellos, pero no sin antes sufrir una de nuestras pasadas.

Por el aburrimiento de la espera de desplazamiento del enemigo hasta que toparan con nuestras lineas de fuego, llegan una escuadra de zapadores y nos indican que van a minar la loma arriba de nuestra pocisión y que por lo tanto no nos fueramos a olvidar que ellos andaban allá...

Un par de compas, se dirige a la cocina abandonada a buscar residuos de comida o algo digerible que calmara la chillazón de tripas, pero al regresar venian todos entilados de la cara, ya que al no encotrar nada se habian puesto a jugar al soldado enemigo y entilarse la cara y asi regresaban a donde nos encontrabamos apostados nosotros.

Casualmente al mismo tiempo venian bajando los zapadores y estos al verlos, con la cara entilada los desconocieron y empezaron a disparar y aquellos que se revolcaban y haciendo gestos y gritando para que no siguieran disparando...

-- Hey compas, somos nosotros, la están cagando...

Y nosotros que no hallabamos que hacer ya que si apareciamos a campo abierto también seriamos blanco del fuego equivocado pero amigo.
Pero al mismo tiempo, también dudabamos que fueran los compas, se nos habia olvidado que estos andaban arriba, y nos dimos la retirada hacia otra pocisión.

En realidad, hicimos un movimiento en medialuna, y alcanzamos las pocisiones donde estaba el Teniente Renato, jefe de nuestra unidad y quienes quedaban exactamente a unos pasos en la retaguardia desde donde estaban disparando los zapadores.

-- Para que abandonaron sus pocisiones? regresen a tomarlas nos ordenó...

Nos fuimos por el caminito que conducia hasta donde estaban los zapadores y les indicamos que no eran los chuchos,sino nuestros compas quienes andaban entilados de la cara.

Fué ya callendo la tarde que escuchamos una orquesta de minazos, tratando de incursionar hasta donde estaban nuestras pocisiones habian ido a caer a la "Loma de Dimas", campo minado y nosotros desde nuestra pocisión ventajosa por la altura solo nos echabamos el rollo, cuando dando alaridos,salian volando y gritandole a sus compañeros por ayuda y ser rescatados.

Se nos ordenó entonces avanzar hasta sus pocisiones e ir a atacarlos, pero antes de que nuestra unidad llegaramos hasta las faldas que era donde estos se encontraban se dió un combate, con otra de nuestras unidades, cuando nosotros llegamos escuchamos los alaridos de lobo que la tropa enemiga daba, nos apróximamos y estos iban, en carrera abierta,no sin antes despojar de sus vestimentas a uno de los nuestros que habia caido en combate,ahi cayó el compa "Montes"..





Abriendo Caminos...

Aquél dia, senti la misma sensación de hacia algunos años atrás, cuando dejé mi ciudad San Salvador, ahora la tenia de frente y atrás quedaba el Cerro Guazapa (una espina clavada en el corazón del enemigo).

Especulabamos pero no sabiamos con certeza lo que venia, nuestra misión en aquél momento, nuestra audáz misión, era romper, abrir los caminos o corredores que años más tarde las tropas guerrilleras utilizarian para incursionar desde los tradicionales y consolidados frentes de guerra, hacia nuevos teatros de operaciones, los centros neurálgicos del enemigo...

Volver a patiar, mis dominios, las quebradas, las veredas, los cantones,barrios y colonias donde vivi mi infancia...y allá ibamos.



En la osadia y la audacia está el riesgo

En una de las calles polvosas de los cantones de la periferia de San Salvador, nos dirigiamos hacia un punto donde llegaria una columna guerrillera que venia del Cerro Guazapa, ibamos nosotros con sendas cargas de abastecimientos...

Estabamos por entrar en uno de los callejones, cuando vimos un grupo de hombres que conversaban junto a un portón de madera. Espérame aqui le dije a mi compañero, baj
é la carga y desenfundando mi arma me dirigi hacia ellos, en los bordes del callejón, sin yo saberlo ya habian soldados apostados, los que sigilosamente observaban nuestros movimientos.

Cuando saludé a grupo, les identifiqué eran unos jóvenes de alli mismo, regresé donde mi compañero y le invité a que siguieramos la marcha, estabamos contra el tiempo para la entrega de los suministros.

Cuando nos metimos al callejón oscuro, se escuchaban voces de gente que venia de abajo hacia arriba, la vista se empezó a acondicionar de la claridad a la oscuridad, de repente un soldado gritó:

--Compas...como están?

Me sorprendió ya que no estabamos ni siquiera a mitad del camino para alcanzar el punto de recepción, se avalanzó hacia mi como dandome la mano para saludar, cuando directamente me arrebató la pistola del cinto.

Nos tiraron contra el muro y empezaron a golpearnos, nos vendaron los ojos e iniciamos la marcha, dos columnas de soldados (seguramente un pelotón), nos colocaron en medio para que la gente no nos reconociera y denunciara nuestra captura.



De esta manera, nos llevaron hasta el cementerio donde estubierno profiriendo amenazas y preguntas. Pasamos asi toda la noche, temprano en la mañana del siguiente dia llegó un camión militar a recogernos y conducirnos al cuartel general, comenzaba una nueva etapa de vida y lucha politica en el marco de aquella guerra...



Rumbo a "Miami" ...



En la reunión de la Comandancia General(CG)realizada en Morazán a inicios del 84, se habia acordado una "Readecuación Estratégica" lo que esencialmente consistia en la desconcentración de las grandes unidades guerrilleras y en su lugar la conformación de unidades pequeñas, las cuales pasarian a disputarle el poder politico y militar asi como el control territorial al enemigo en los principales centros neuralgicos...

Un año más tarde,realizabamos desplazamientos desde los campamentos de Guazapa, hacia los cantones de la periferia de Ciudad Delgado y Apopa.
Nuestra presencia,a pocos kilómetros de los principales cuarteles generales del enemigo, lógicamente eran un campanazo de alerta, lo que motivó que éste realizara patrullajes y hasta desembarcos helitransportados,alli a escasos minutos de San Salvador...

Además de las comunicaciones radiales, nos valiamos de la información que la red de colaboradores --que para entonces ya se habia expandido hasta varias colonias del centro de Ciudad Delgado-- nuestras guindas en estos casos ya no las haciamos hacia nuestra retaguardia(El Cerro de Guazapa), sino por su facilidad y comodidad, esta la realizabamos hacia la retaguadia profunda del enemigo, donde al tiempo que conviviamos con la población y reavivamos viejos contactos,iniciabamos una nueva experiencia, la que le daria paso a operaciones estratégicas de gran embergadura.
Uno de tantos dias, junto a Damián, un joven radista, que hacia pocos años era solo un niño y al que habia conocido en Nicaragua,ahora era un joven combatiente, patiando por primera vez las calles de San Salvador, nos dirigiamos a hacer un contacto con unos viejos conocidos, de allá por la "Yolanda Desirré" en Mejicanos...

-- Hey, y aquél que no es Licho?,Me preguntó Damián golpeándome en el hombro.
-- No hombre, como va andar aquél por estos lados, y sobretodo en bicicleta, le contesté tratando de distraerlo y confundirlo, aunque seguro de que aquél otro joven que paseaba en bicicleta por aquellos lares, era efectivamente uno de los zorros de la U-24 - FES.

Aquél inesperado y fugáz encuentro con Licho, aumentaron mis sospechas cuando en una de nuestras retiradas al cerro(retiradas que duraban un par de dias)estando en nuestro campamento, de la parte más alta del cerro venian bajando un docena de combatientes, que por el aspecto y sus pertrechos, parecia una unidad de los chuchos.
Fué el dia 11 de aquél julio de 1985, que esta unidad habiendo pernoctado en las próximidades de apopa en plena horas del siguiente dia se dirigia por la calle de Villa Mariona e incluso, habian comunicado a la seguridad del Centro Penal, para que no se fueran a alebrestar, que simplemente se trataba de un patrullaje rutinario.

El factor sorpresa fué determinante,la coordinación de la unidad que desde el interior respondió cual lo establecido, colocán la carga que habriria el boquete y por el cual seria liberada una unidad precisamente de las fuerzas especiales y otros cuadros del Partido...
Acción relampago que en pocos minutos definia la situación,las postas de los garitones reducida y aniquilada y el resto de la vigilancia en desbandada, aquella puerta hacia el cerro duró abierta por más de hora y media y junto a aquella unidad más de un centenar de reos se fueron siguiendo a los guerrinches, amaneciendo el dia siguiente en la espina clavada en el corazón del enemigo.



"Mariona" la Universidad Popular

Toda esta cadena de acontecimientos, aunado al arrinconamiento politico-militar del régimen dictatorial en su terreno inmediato, hacia inminente y real la captura o muerte por enfrentamiento de cada uno de nosotros...
Unos meses más tarde ibamos llegando junto a otro compañero a engrosar las filas de presos politicos, a dar la lucha en el 5to Frente.

El Comité de Presos Politicos de El Salvador(COPPES), era el organizmo que aglutinaba al grueso de presos politicos hacinados en el Sector 2 de Mariona.

Aunque también habia un pequeño grupo de presos que pertenecian o se identificaban con el Movimiento Obrero Revolucionario(MOR),ala disidente de las FPL, la cual se habia formado a raiz de la muerte de la Comandante Ana Maria, pero que se identificaban con la linea politica de Cayetano Carpio "Marcial".

Esta gente, mantenia su distancia con respecto a la linea general del FMLN, y realizaban al interior del penal,actividad divisionista y mostraban compatibilidad con la Dirección y la seguridad del penal, razón por la cual gozaban de algunos privilegios.

Algunos compañeros entonces nos comentaron en detalle, como habia sido desarrollada la operación de rescate del comando guerrillero que hacia unos pocos meses se habia llevado a cabo.

A los "Comandos", les fué girada la orientación de que se desligaran organicamente del COPPES,para de esta manera no perjudicar su "personeria juridica", que de hecho y con la presión de la lucha, no solo se habian ganado el respeto sino la solidaridad nacional e internacional.

Razón por la cual, esta media docena de combatientes, aceptaron la insistente invitación de los "Morocos", que era como se les llamaba a los del MOR,estos, inmediatamente fueron trasladados a las celdas que dominaban en el sector y alojados cual "niños mimados", aduciendo los morocos que habian logrado desmembrar al COPPES de un buen número.
También se les indicó que empezaran a crear condiciones al interior del penal para que, llegado el momento, no despertaran sospechas algunos movimientos.

Establecieron un horario que se volvió rutina, salir a "trotar" en grupo,al tiempo que memorizaban la actividad de postas en los garitones y la movilización o agrupación de presos comunes en la zona donde se daria la fuga.

Coordinación externa e interna en todos los aspectos, desde la introducción del explosivo para la elavoración de la carga que abriria el boquete por donde apoyados por fuego de fusileria, saldrian en columnita hacia Guazapa heróico.

La acción, fué todo un éxito politico-militar, que mantuvo en psicósis por mucho tiempo al enemigo, psicósis, que incluso aprovechaban los presos comunes, para vajarle la moral a la tropa enemiga que posterior a aquella acción fué incrementada en número.

-¡Ahi vienen los guerrinches!!!, se convirtió en el grito de guerra que los presos comunes gritaban, tanto para aguadarle las patas a los guardias,como para darse valor y romper algunas reglas arbitrarias.
Por nuestra parte, disiplinadamente esperabamos que tarde o temprano la vanguardia armada, realizaria otra acción que le arrancara de las garras a algunos compañeros a la dictadura criminal.
Mientras tanto, continuabamos con nuestra educación y organización, asi como con la coordinación con el exterior.



FRASES



Visitas

Páginas vistas